Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente recupera este verano el servicio de limpieza del litoral de Ibiza

La conselleria balear desoye la solicitud del Consell y algunos ayuntamientos de que se amplíe durante la temporada baja para compensar que no funcionó en 2020

Miquel Mir, en el centro, junto a la embarcación Pelícano, ayer, en el puerto de Sant Antoni. | J. A. RIERA

Miquel Mir, en el centro, junto a la embarcación Pelícano, ayer, en el puerto de Sant Antoni. | J. A. RIERA

Después de que diversos problemas en la adjudicación del contrato dejaran a las islas el pasado verano sin el servicio de limpieza del litoral, el conseller balear de Medio Ambiente, Miquel Mir, se desplazó a Ibiza para anunciar que a partir de ayer, y hasta el 30 de septiembre, se pone de nuevo en marcha con cinco embarcaciones en Ibiza y dos en Formentera. En total, en el conjunto de Baleares se destinarán a esta labor 22 barcos (10 en Mallorca y cinco en Menorca).

En el nuevo contrato (entró en vigor el pasado 1 de octubre), de dos años de duración prorrogables otros dos más con un coste de cuatro millones de euros, Medio Ambiente apuesta por sustituir las anteriores embarcaciones de semilitoral por las llamadas Pelícano. Estas son «más grandes, más rápidas y tienen una mayor capacidad de recorrido y recogida de plásticos», según explicó Mir. Habrá un barco de este tipo en Ibiza y otro en Formentera, mientras que el resto serán embarcaciones más pequeñas, tipo 'virot', destinadas a operar cerca de la línea de costa.

Una barca de limpieza del litoral amarrada el verano pasado en el puerto de Ibiza. D.I.

El número de embarcaciones en Ibiza se reduce en comparación con el anterior contrato (el presupuesto no varía) debido a que se pretende mejorar la eficacia con el uso del modelo Pelicano. De hecho, el conseller explicó que los resultados de campañas anteriores revelan que se recoge más plástico más lejos de la costa, a unas tres millas. Por ejemplo, las embarcaciones de semilitoral (sustituidas ahora por las Pelícano) recogieron en la última temporada del servicio el 65,8% de los residuos (plásticos), mientras que las Virot, más pequeñas y que trabajan en primera línea de costa, acumularon el 46,7%.

El conseller destaca que se trata de «un servicio pionero en el Mediterráneo» y anima a las instituciones de la isla a «sumarse»

decoration

Así, Mir confía en que el nuevo modelo sea «más eficiente y dé mejores resultados». Destacó que se trata de «un servicio pionero en el Mediterráneo» y que «ayuda», subrayó, «a actuar ante la emergencia ecológica que se está viviendo», con la proliferación de plásticos en el mar. En este sentido, el conseller recordó que la nueva ley de residuos de Balears prohíbe desde hace meses el uso de plásticos de un solo uso. «El objetivo es muy claro: convertir estas islas en un territorio más limpio y sostenible, y devolver la dignidad al Mediterráneo».

Por otra parte, Medio Ambiente no atiende la demanda del Consell y de algunos ayuntamientos de la isla de ampliar el servicio durante algunos meses de temporada baja para compensar que el verano pasado no funcionó. Al ser preguntado sobre los motivos, el conseller se limitó a reiterar que se trata «de un servicio pionero impulsado por el Govern», cuando «no es la única Administración con competencias sobre nuestras aguas». «Todo es mejorable», reconoció, al tiempo que invitó a las instituciones de la isla a «sumarse» a la iniciativa.

Campos de boyas ecológicas

Por otra parte, el conseller explicó que la empresa pública Ports de les Illes Balears, dependiente de la conselleria de Movilidad y Vivienda, «ya trabaja» en los proyectos para instalar los campos de boyas ecológicas previstos en el decreto de protección de posidonia. Deben contar con la autorización de la Demarcación de Costas, que depende del Estado. Dicho esto, Mir también invitó al resto de administraciones de la isla a que impulsen otros campos previstos en el decreto de posidonia.

Compartir el artículo

stats