Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ayudas

Nueva partida de ayudas de hasta 2.500 euros para cada pyme y autónomo de Ibiza

Los ayuntamientos de Ibiza, el Consell y el Govern aportan cinco millones de euros para esta convocatoria

Un momento de la firma del convenio entre el Consell de Eivissa y los cinco ayuntamientos. | V. MARÍ

Un momento de la firma del convenio entre el Consell de Eivissa y los cinco ayuntamientos. | V. MARÍ

Los ayuntamientos de Ibiza ultiman una nueva convocatoria de ayudas para paliar los efectos del covid, con la que los autónomos y las pymes podrán recibir entre 1.500 y 2.500 euros. Esta iniciativa supondrá una inyección económica superior a los cinco millones de euros, con las aportaciones de las administraciones locales, el Consell de Ibiza y el Govern balear.

El presidente del Consell, Vicent Marí, firmó ayer el convenio de colaboración para repartir 1,4 millones de euros al conjunto de los ayuntamientos, la misma cantidad que añade el Govern balear. Por su parte, las administraciones municipales, que serán las encargadas de tramitar estas ayudas, invertirán una cantidad proporcionalmente igual o superior.

A falta de fechas concretas, se prevé que cada ayuntamiento ya pueda habilitar en breve las respectivas líneas de ayudas, salvo en el caso de Santa Eulària, que se ha avanzado y ya ha empezado a tramitar los pagos.

La consellera de Promoción Económica y Empresarial, Maria Fajarnés, detalló que podrán optar a estas subvenciones las microempresas y autónomos que hayan sufrido una caída del 40% en su facturación durante la crisis sanitaria. El promedio para cada uno de los beneficiarios oscilará entre los 1.500 y los 2.500 euros.

Estas ayudas son compatibles con la nueva convocatoria de los fondos estatales para paliar la crisis

Compatibilidad

Estas subvenciones que tramitan los municipios son compatibles con la próxima convocatoria de los fondos estatales, con la que se repartirán 885 millones de euros en ayudas directas para empresas y autónomos del conjunto de Baleares. En cambio, no podrán optar a ellas aquellos que sean beneficiarios de las ayudas que está tramitando el Consell de Ibiza para los negocios afectados por las restricciones que pesan sobre el sector de la restauración y la hostelería.

«Los ayuntamientos ahora abarcarán todas las empresas que no están siendo ayudadas por el Consell, mientras que la convocatoria de los fondos estatales es compatible con todas las demás», subrayó Marí.

En el caso de Vila, su línea de ayudas repartirá 1,9 millones de euros, de los que el Consistorio invierte 750.000, mientras que Consell y Govern aportan 581.000 euros cada uno. Santa Eulària cuenta con 1,7 millones de euros, para lo que recibe 700.000 euros de las otras dos instituciones.

La convocatoria de Sant Josep supera los 700.000 euros, en la que recibe 235.000 euros tanto del Consell como del Govern. Por su parte, Sant Antoni concederá 691.000 euros, de los que 255 son presupuesto municipal. Por último, la línea de ayudas de Sant Joan repartirá 200.000 euros, la mitad de ellos aportados por las arcas municipales.

"Responsabilidad individual" tras el estado de alarma

El presidente del Consell de Ibiza Vicent Marí, aprovechó la firma del convenio con los ayuntamientos para «apelar a la responsabilidad de cada uno», de cara a evitar contagios tras el estado de alarma. 

Preguntado por los obstáculos jurídicos que puede encontrarse el Govern balear para tomar medidas preventivas a partir de este fin de semana, Marí recordó que «el fin del estado de alarma no significa que el coronavirus haya desaparecido». 

«El riesgo continua aquí y habrá todas las medidas de precaución», incidió, «aunque habrá que esperar a ver cómo se resuelve un tema jurídicamente muy complejo». No obstante, mostró su confianza en que se tomen «aquellas medidas más adecuadas para seguir controlando la pandemia».

Marí también fue preguntado por el proyecto de habilitar, en un solar en Vila, un punto de atención sanitaria a inmigrantes que lleguen en patera, que calificó como una «solución temporal» ante «un problema sobrevenido». 

Marí incidió en que se trata de una propuesta dentro de las reuniones que coordina la Delegación del Gobierno, en las que participan el Consell, el Govern y todos los ayuntamientos de la isla. Además, señaló que, en caso de que se repita la crisis de las pateras del año pasado, las instituciones buscan contar con un espacio para aislar a inmigrantes contagiados hasta poder trasladarlos a la Península para su repatriación.

Por su parte, el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, explicó que «es un problema común a toda la isla» para el que Vila propuso una solución. «No olvidemos que se trata de personas y que nos encontramos en una pandemia».

Compartir el artículo

stats