Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nace una plataforma para defender la pesca deportiva en las «falsas reservas» de Balears

Grupos de submarinistas y de actividades acuáticas critican que el Govern creó «cotos para profesionales»

Imagen de archivo de una prueba de pesca submarina.

Diferentes clubes de pesca y submarinismo, así como empresas de actividades acuáticas, impulsan una plataforma para reclamar que puedan desarrollar su actividad deportiva en las reservas marinas de interés pesquero de Balears, que les «discriminan sin proteger el mar». Estos colectivos han iniciado los trámites para constituirse oficialmente y reclamar al Govern balear que flexibilice las restricciones que pesan sobre ellos en unas áreas que califican de «coto reservado a los pescadores profesionales».

El portavoz de este movimiento en Ibiza es Diego Alcalde, presidente del Club de Actividades Subacuáticas La Escollera de Santa Eulària. Otras empresas y clubes de la isla como Ibiza Top Fishing, Rent Boat Ibiza Puerto o Servi Sub impulsan esta plataforma, en la que destaca la Federación Balear de Pesca o la Asociación de Pesca de les Illes Balears, entre otras entidades del resto de la Comunitat.

«Estas zonas de interés pesquero no son efectivas porque no son una reserva integral, sino cotos privados para los pescadores profesionales», apunta Alcalde. «Nosotros nos hemos quedado discriminados y excluidos con un decreto y pedimos que estas reservas sean justas para todos y que garanticen los recursos pesqueros», incide.

«No tenemos nada contra los profesionales», subraya Alcalde, «pero las autoridades hacen mucha demagogia y queremos que la verdad salga a la luz».

Desde esta plataforma advierten de que la pesca profesional está permitida en el 97% de las áreas protegidas de Balears, mientras que sobre el resto de modalidades pesan unas restricciones que, de hecho, impiden su desarrollo o, como en el caso de la pesca con apnea, están prohibidas en estas zonas. Según sus cálculos, las variantes deportivas y recreativas supones menos del 5% de las capturas totales de la pesca, mientras que aportan « un mayor movimiento económico», según Alcalde.

Las Pitüses cuentan en estos momentos con las reservas de es Freus (15.000 hectáreas), Tagomago (3.738 hectáreas) y la Punta de sa Creu de Formentera, de 1.059 hectáreas.

Compartir el artículo

stats