Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armengol quiere «una lenta desescalada» pese al final del estado de alarma

El viernes se celebrará un nuevo Consell de Govern para revisar las medidas tomadas de cara a los últimos días por la Semana Santa

La presidenta Armengol, ayer en un acto en Calvià. | GOVERN

La presidenta Armengol, ayer en un acto en Calvià. | GOVERN Miquel Adrover/E.P. Palma

La presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció ayer que «Balears estudiará qué medidas tomar una vez haya finalizado el estado de alarma para asegurar una desescalada lenta», después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegurara ayer que quiere que el 9 de mayo sea el «punto y final» del estado de alarma.

Según recordó ayer Armengol durante una visita a Calvià, «la potestad de decretar un estado de alarma es del Gobierno central y se debe acordar en el Congreso de los Diputados, por tanto también de los grupos políticos». En cualquier caso, añadió la máxima representante autonómica, «Balears estudiará qué decisiones puede tomar sin estado de alarma para una desescalada lenta».

«Las medidas que se puedan adoptar desde el Govern dependerán de las competencias que el Gobierno le confiera al Consejo Interterritorial, si el presidente anuncia que una vez finalizado el estado de alarma este órgano es el encargado de tomar las decisiones», relató la presidenta.

En este mismo sentido se expresó también ayer el portavoz del Comité Autonómico de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz: «No somos partidarios de levantar restricciones de golpe y debemos ver el resultado de estos últimos días que ha habido una gran movilidad». En cualquier caso, Arranz apuntó que «la pandemia está estabilizada pero siempre aconsejamos una desescalada lenta». Arranz no cree que se produzca un «aumento brusco» de casos tras la Semana Santa y no quiso hablar de cuarta ola, pero insistió en que «conviene ser prudentes a la hora de flexibilizar restricciones».

Por su parte, Francina Armengol, advirtió que «lo más importante de la rueda de prensa de ayer del presidente Sánchez después del Consejo de Ministros fue que anunció que llegarán más vacunas a España, muy pronto, lo cual es clave porque permitirá una reactivación económica».

El próximo viernes, según avanzó Francina Armengol, se celebrará un nuevo Consell de Govern para revisar las medidas tomadas de cara a los últimos días, algunas de las cuales han sido excepcionales debido a la Semana Santa. Es el caso de las reuniones familiares o el cierre de interiores de los bares.

Previamente al día 9 de mayo, cuando está previsto que finalice el estado de alarma, Armengol volvió a pedir a la ciudadanía «seguir siendo estrictos en el cumplimiento de medidas». «Es importante el rigor para mantener la situación sanitaria actual», señaló la presidenta del Govern.

Por ello, precisó, «ahora es el momento de que el Govern mantenga reuniones en su propio seno, con Consells Insulars y la mesa de diálogo social para trabajar conjuntamente en la toma de decisiones».

31 positivos y sin fallecidos

El doctor Javier Arranz reveló que en las últimas 24 horas se diagnosticaron 31 nuevos contagios de coronavirus en las islas, lo que significa seis casos menos que el día anterior. De igual modo, se registraron 31 altas y ningún fallecido. 24 positivos se detectaron en Mallorca, tres en Menorca y cuatro entre Ibiza y Fomentera. En las últimas 24 horas se practicaron en Balears un total de 2.695 pruebas de coronavirus.

De este modo, la cifra acumulada de sitúa en 57.767 casos de covid-19 en Balears desde que comenzó la pandemia, periodo en el que 779 personas han muerto en la Comunidad contagiadas del virus.

Arranz se refirió a los datos de la incidencia acumulada (IA) a 14 días, que es de 58,1 casos por cada 100.000 habitantes en Balears, mientras que a siete días es de solo 25,1 casos. En Mallorca este indicador es de 57 casos por cada 100.000 habitantes. Con estos datos y la tasa de positividad de solo el 1,15%, el portavoz del Comité de Enfermedades Infecciones vaticinó que no esperan un incremento acelerado de positivos tras la Semana Santa.

En los hospitales isleños sube en un caso la cifra de ingresados en planta con covid-19, hasta 51 personas, y la de ingresados en UCI, hasta 19. Por islas, Mallorca tiene 36 pacientes de covid-19 en planta y 13 en UCI; Ibiza, 15 en planta y seis en UCI; y Menorca se mantiene sin pacientes hospitalizados.

Compartir el artículo

stats