Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Radiografía de la tercera ola

El coronavirus no ha dado tregua, ni a los sanitarios ni a la población de las Pitiusas, durante el primer trimestre de 2021, en el que se han disparado los contagios, los ingresados y los fallecimientos

Interior de un box de la UCI covid de Can Misses.

Interior de un box de la UCI covid de Can Misses.

1 de enero. 20 de enero. 29 de enero. 5 de febrero. Son las fechas que han definido la tercera ola del coronavirus en las Pitiüses. El año comenzó con 88 contagios en un día, una cifra nunca vista que se quedó en nada 19 días más tarde, cuando se diagnosticaron 414. Nueve días más tarde se alcanzaba el pico de casos activos y una semana después se vivía la jornada más negra de la pandemia.

Tres meses. Es lo que han tardado las Pitiusas en dejar atrás la tercera ola de la pandemia del coronavirus. Ha sido la peor. La más letal. Y puso al límite a la asistencia sanitaria. Empezó a enseñar la patita los últimos días de 2020, cuando los positivos confirmados por el laboratorio de Microbiología del Hospital Can Misses aumentaron levemente y se situaron por encima de la veintena diarios. El 1 de enero, se comunicaron 93 casos (88 en Ibiza y cinco en Formentera) lo que hacía temer lo peor. El auténtico mazazo llegó justo después de Reyes, el 8 de enero, con la friolera de 177 positivos confirmados en apenas 24 horas. Empezaba una escalada que asustaría al Adam Ondra de la sanidad pitiusa.

A partir de ahí los contagios no dejaron de subir (236, 259...) hasta el 20 de enero, cuando se notificaron 414 nuevos contagios en las Pitiusas (17 por hora, uno cada tres minutos y medio). Nunca jamás se habían confirmado tantos casos en un único día. Esa jornada fue de récord en Ibiza (402 positivos), situación que no se dio en Formentera hasta seis días más tarde, cuando se detectaron 27. Tuvo que pasar casi un mes (en concreto, 24 días) para que los contagios diarios bajaran de forma regular por debajo del centenar.

Everest pandémico

De 200 en 300 y 400 casos diarios, el 29 de enero las Pitiusas alcanzaron su Everest, el famoso pico de la tan mencionada curva: 4.089 casos activos. Es decir, que en las Pitiusas había en ese preciso momento más de 4.000 personas que estaban contagiadas de coronavirus, un 2,55% de los empadronados en Ibiza y Formentera.

Ese mismo día se alcanzaba también el pico de las hospitalizaciones en la isla de Ibiza con 174 contagiados graves. Se trata de un tope falso, ya que, en realidad, si el Hospital Can Misses, destinado prácticamente por entero a los pacientes covid en ese momento y con un elevadísimo número de profesionales contagiados o sospechosos de estarlo, hubiera podido seguir acogiendo pacientes este pico de hospitalizados se hubiera alcanzado unos días más tarde: el 4 de febrero. En ese momento había 178 enfermos de covid de las Pitiusas ingresados, 171 estaban en centros de Ibiza y siete se habían tenido que derivar al Hospital Son Espases, en Mallorca. Estos siete enfermos se encontraban en estado crítico, de hecho, dos de ellos fallecerían en Mallorca en las semanas siguientes.

Precisamente en ese momento se vivía el momento de mayor ocupación de las UCI de Ibiza. El 2 y el 3 febrero había 32 contagiados extremadamente graves por las complicaciones del virus. El día 2 había 26 entre las UCI de Can Misses y la Policlínica Nuestra Señora del Rosario y seis en Son Espases. 24 horas más tarde el total era el mismo, aunque la proporción había variado: 25 en las unidades de críticos ibicencas y siete en la del hospital de referencia.

414 Máximo de nuevos contagios el 20 de enero

El 20 de enero se diagnosticaron en las Pitiusas 414 casos de covid, la cifra más elevada en 24 horas. En Eivissa coincide la fecha, con 402 positivos. En Formentera el máximo fue el 26 de enero, con 27 contagios.


26 Enfermos críticos a principios de febrero

En las UCI pitiusas llegó a haber 26 enfermos de coronavirus el 2 de febrero, 32 si se suman los derivados a Mallorca.


178 Hospitalizados a principios de febrero

El 4 de enero se alcanzaba el máximo de hospitalizados de la pandemia: 178. De ellos, 171 estaban en Eivissa y siete en Mallorca, 


4.089 Pico de casos activos

El 29 de enero había en las Pitiusas más contagiados que nunca: 4.089 personas.


6 Fallecimientos en la jornada más negra

La primera semana de febrero fue trágica, especialmente el día 5, con seis muertes por covid.

El récord de pacientes en estado leve o asintomático coincidía en el calendario con el de hospitalizados: 29 de enero. Casi 4.000 personas (3.913) estaban en casa pendientes del termómetro, con el número de Infocovid guardado en sus móviles y comprobando constantemente si respiraban para, a la mínima sospecha, usarlo. En Ibiza el máximo se registraba también el antepenúltimo día de enero (3.748) y en Formentera este pico se alcanzaba cuatro días más tarde, el 2 de enero, con 172 enfermos leves o, incluso asintomáticos.

La última semana de enero fue demoledora para los sanitarios en concreto y para el personal del Área de Salud en general. El elevado número de contagios (todos los municipios contaban en ese momento con una incidencia de más de mil casos por cien mil habitantes) afectaba también a la plantilla del área sanitaria, en la que llegó a haber 138 contagiados simultáneos (27 de enero) y 231 apartados de sus funciones ante la sospecha de estar contagiados (22 de enero).

La pandemia mostró su cara más cruel cuando los contagios estaban ya en descenso. La primera semana de febrero fallecieron en las Pitiusas 25 personas como consecuencia del coronavirus. Entre el 1 y 7 de febrero la muerte sólo concedió un día de tregua a los enfermos de coronavirus, el miércoles. La jornada más negra de la pandemia fue el 5 de febrero, con seis fallecimientos por covid.

Compartir el artículo

stats