Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lopez-Romero,-Josemi

Para empezar

José Miguel L. Romero

Cacas, vómitos y desafección

Hace cinco días envié a la Línea Verde de Sant Antoni el primer aviso de que a lo largo de 50 metros de la calle Garrovers de Can Bonet había, desde hacía tres días, un campo de minas, compuesto por cinco defecaciones y una vomitona enorme de una mascota a la que no sentó bien combinar el pienso con unos envoltorios de plástico. Desde entonces se han sumado diversos objetos a ese escenario de inmundicias, como latas, cordones, plásticos, papeles, una bolsa de basura (que alguien tiró a una parcela sin edificar)… Lo mandé porque tanto en el Consistorio como en la empresa de limpieza (modo ironía on) parecen ignorar que ese barrio existe y porque tenía la convicción, tonto de mí, de que a través de la Línea Verde harían caso y lo limpiarían de inmediato. Pues no. Sigue allí. Temo que pase como siempre: dejarán que el sol licue las cacas y el vómito, y que el viento y la lluvia arrastren lejos los demás detritus. Lo de la limpieza en esa barriada es de traca. Hace unos días el Ayuntamiento ordenó (tras denuncia vecinal) podar las plantas que, a lo Mato Grosso, crecían en las aceras, pero no se retiraron los restos hasta que jornadas después los residentes se quejaron de aquella cochinada. Luego se lamentarán de la desafección. Se la ganan a pulso.

Compartir el artículo

stats