Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía Perán Alcázar

De Noel y los Magos

De esas cosas que se leen y de esas fotografías en las que detienes la mirada más tiempo de lo normal. Veo caja de tomates vacía, de las que son de plástico duro con ventanitas a los lados para poder ver los frutos y dos asas en los extremos; veo a unos niños que, por la vestimenta y su incipiente delgadez, intuyo que están más cerca de la pobreza que de una vida girada a la normalidad. Sobrados de ingenio y con cuatro cañas, nos regalan una visión grotesca: se han fabricado un futbolín. ¡De creatividad andan sobrados! me digo, pero de hambre quizás que también. Al ver la imagen, mi mente viaja al mes de diciembre y vaticino la cantidad de proezas inútiles con las que un año más nos retaremos para conseguir el regalo perfecto para nuestros sobrinos o hermanos pequeños. Seremos de nuevo reincidentes en el vals de los idiotas y bailaremos por inercia aunque no estemos invitados a hacerlo, por riesgo a perder la vida. ¡Una caja de plástico pinchada por cuatro cañas y unos tapones amarrados a modo de futbolistas!… y en sus mentes un Messi, un Ramos y un Koke. Ni digital ni analógico, sencillamente grandioso.

Compartir el artículo

stats