Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valles,-Rita

para empezar

Rita Vallès i Serra

Migrantes: culpables sin juicio

Django desencadenado. La película. Eso pensé cuando empecé a ver en internet imágenes de lo que parecían cowboys echando el lazo a esclavos negros. Pero las grabaciones que nos devuelven a una triste época en la que el esclavismo era legal son de ahora. Los jinetes pertenecen a la guardia fronteriza estadounidense y los negros aterrorizados que son ahuyentados con lo que parecen látigos o las propias riendas son haitianos que intentan cruzar la frontera en Texas huyendo de la miseria extrema de su país, uno de los más pobres del mundo, al que azotan además los terremotos, la violencia y la corrupción. Y todo bajo la actual Administración Biden, que echa balones fuera y sigue deportando a los haitianos como a perros, pese a algunos tuits de fingida sorpresa por lo que ocurre ante sus narices. Y con el beneplácito de muchos ciudadanos. No me sorprende. En Ibiza y Formentera, con la masiva llegada de migrantes argelinos estos últimos días he leído en las redes, ese nido de odio en el que se permite vomitar cualquier insulto, tachar a todos los jóvenes que llegan huyendo de su país en busca de un futuro de «talibanes», «violadores» o «escoria» entre otras lindezas. Eso sí, a los árabes que llegan a las Pitiusas en megayates, alfombra roja. Que no se diga que somos racistas.

Compartir el artículo

stats