Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valles,-Rita

Para Empezar

Rita Vallès i Serra

Mallorca ‘first’

A la manera de los Estados Unidos y su archiconocido lema ‘America first’, utilizado por republicanos y demócratas desde los albores del siglo XX para defender el aislacionismo, Mallorca también ha decidido que, como la mayor de las islas que es, ella va antes que el resto. Así ha sido tradicionalmente y ahora, con las vacunas, no iba a cambiar. En las últimas semanas vemos con asombro cómo, mientras en el Recinto Ferial de Ibiza, si gritas ‘¡Vacunaaa!’, el eco repite ‘unaaa unaaa unaaa...’, en Mallorca la inoculación va como un tiro. El secreto tiene un nombre: Janssen. Este antídoto tiene una gran ventaja sobre el de AstraZeneca que nos inoculan a los boomers y no es otra que su única dosis. Un solo pinchazo y el afortunado entra a formar parte del selecto club de los inmunizados. Con Pfizer hay que esperar tres semanas para completar las dos dosis y con AstraZeneca, parones y trombos aparte, hay que dejar pasar tres meses entre la primera y la segunda inyección. Por eso se esperaba en la isla como agua de mayo la vacuna de Janssen. Pero, desde que el antídoto llegó a Balears, los capitostes de Salud han decidido que todas las dosis se quedan en Mallorca y de eso hace ya dos semanas. Ellos avanzan y nosotros seguimos en el vagón de cola. Ibiza ‘last’.

Compartir el artículo

stats