Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'No mires arriba': el planeta se va al diablo (y nadie va a hacer nada por evitarlo)

El director Adam McKay compone una brillante sátira apocalíptica en la que no queda títere con cabeza, ni la política, ni los medios de comunicación, ni los magnates tecnológicos

Leonardo DiCaprio, en una imagen de 'No mires arriba'.

Imaginemos un hipotético supuesto. Una joven estudiante de Astronomía descubre un cometa (mientras escucha a Wu-Tang Clan). Se pone muy contenta porque llevará su nombre, pero cuando analiza junto a su profesor cuál es la trayectoria, se dará cuenta de que va directo a la superficie terrestre. Adiós civilización, adiós a todas las especies vivas, adiós planeta. Absolutamente en 'shock', los dos humildes científicos notificarán su terrible hallazgo a la Casa Blanca y se reunirán con la presidenta de los Estados Unidos, que tiene cosas más importantes en su agenda. Desesperados, acudirán a los medios de comunicación, que tampoco les tomarán en serio. Las redes sociales se llenarán de memes ridiculizándolos. ¿Es que nadie va a poner remedio a la extinción de la raza humana? Al parecer, no. 

Así es la nueva película de Adam Mckayuno de los grandes popes de la sátira contemporánea que, tras comenzar en el Saturday Night Live, hacer tándem con Will Ferrell en títulos imprescindibles de la nueva comedia americana como 'El reportero: La leyenda de Ron Burgundy' o 'Hermanos por pelotas', inició una trayectoria enfocada a exponer los males del capitalismo y la corrupción política en películas como 'La gran apuesta' o 'El vicio del poder' o series como 'Succesion', de la que es productor junto a Ferrell, precisamente. Ahora, en 'No mires arriba' da un paso más allá y parodia las grandes películas de catástrofes desde un punto de vista de lo más corrosivo en el que no queda títere con cabeza y que, además, tiene la particularidad de conectar con el mundo en el que vivimos, en el que el cambio climático sigue sin tomarse en serio y en el que una pandemia ha demostrado la vulnerabilidad del ser humano, en el que el populismo político campa a sus anchas y los grandes magnates tecnológicos se han convertido en los dueños del cotarro. 

“El germen de la película es la crisis climática, que es abrumadora y posiblemente la mayor amenaza en la historia de la humanidad que ha tenido la vida. Y se mira a otro lado, siempre parecen haber cosas más importantes”, cuenta el director Adam McKay en una conferencia de prensa. “Sabes que algo malo va a ocurrir, y nunca se toman medidas drásticas. Así que me pareció un buen material para escarbar en las cloacas de las altas esferas, de todos los intereses que hay por medio”. 

Reparto de estrellas

Como las grandes películas de catástrofes de los años 70, 'No mires arriba' cuenta con uno de esos repartos corales de estrellas casi imposibles de asumir: Leonardo DiCaprio (el científico sexy), Jennifer Lawrence (la becaria reivindicativa y contestataria), Meryl Streep (una especie de Donald Trump en femenino), Jonah Hill (su pusilánime y sociópata hijo), Mark Rylance (el magnate tecnológico iluminado), Cate Blanchett y Tyler Perry (pareja televisiva chispeante del magazine más mediático en el que todo se toma a burla), Timothée Chalamet (un skater poeta) y hasta la cantante Ariana Grande, que actuará en un concierto solidario para salvar el planeta. 

Así de delirante, y al mismo tiempo reveladora e incisiva es 'No mires arriba', que toma su nombre del eslogan que difundirá la presidenta de los Estados Unidos para que los ciudadanos no vean que una bola de fuego se cierne literalmente sobre sus cabezas. 

“Evidentemente la película adquiere también una lectura en esta época covid”, continúa Leonardo Di Caprio. “Por eso creo que entabla una conversación directa con nuestro tiempo, de qué forma se cuestionan los argumentos científicos, cómo se manipula la información, las teorías negacionistas, todo eso está ahí”. “Creo que mucha gente prefiere no saber la verdad, por eso se aferran a ideas que no tienen ninguna base científica, que nacen de la conspiranoia, porque son incapaces de ser responsables”, continúa Jennifer Lawrence

A DiCaprio le parece importante encender la chispa de una conversación que nos concierne a todos, y piensa que el humor que imprime McKay resulta fundamental para que el mensaje sea más accesible. “Parece que ahora todo el mundo sea experto en todo y tiene que opinar, eso es peligrosísimo”, dice Meryl Streep. “Pero lo que también pone de manifiesto la película es de qué forma los poderosos utilizan la información de la manera que quieren para cubrirse las espaldas, cuando en realidad a ellos no les afecta y quien paga sus errores es el resto del mundo”. Y culmina, “si al final se tratara del fin del mundo, ¿de qué servirían todos estos intereses ocultos políticos y económicos?” En esta película, para llorar y reír.

'No mires arriba'

Dirección: Adam McKay.

Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Jonah Hill, Meryl Streep, Mark Rylance, Ariana Grande.

Estreno: 10 de diciembre de 2021 (en salas) y 24 de diciembre de 2021 (en Netflix).

Compartir el artículo

stats