Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Caso Pegasus'

El Ayuntamiento de Barcelona estudia personarse en la causa del espionaje

Los 'comuns' y el PSC difieren de la conveniencia de acudir a los juzgados - ERC señala a los socialistas por beneficiarse de las escuchas

Ada Colau, en el pleno municipal. Joan Cortadellas

El incendio del caso del espionaje a políticos, sobre todo independentistas, no deja de crecer. Y en los próximos días puede tener una nueva derivada, porque el Ayuntamiento de Barcelona está estudiando personarse en la causa judicial abierta al respecto. Las últimas revelaciones en cuanto a que el CNI pudo acechar en la sombra las negociaciones para la formación del gobierno de la capital catalana tras las elecciones de 2019 han provocado esa reacción.

El 'caso Pegasus', también conocido como 'Catalangate', es un incendio que ya se ha llevado por delante a la anterior directora del CNI, Paz Esteban, pero que parece lejos de extinguirse. Cuando las llamas han llegado al Ayuntamiento de Barcelona, además, han encontrado terreno abonado. Falta un año para las elecciones municipales, y los tres grandes partidos del consistorio, ERC, 'comuns' y PSC, están de una u otra manera concernidos por el escándalo. Es evidente que 'Pegasus' está sirviendo para la toma de posiciones en la carrera electoral.

Fuentes de los 'comuns' en el Ayuntamiento sostienen que se está analizando la posibilidad de personarse en una de las causas abiertas al respecto. De momento, una decena de tribunales -la Audiencia Nacional, el Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona, otro de Madrid, el Supremo y salas de otros cinco países- verán de una forma u otra el espionaje realizado a través de Pegasus

Sin embargo, el PSC, socio de Ada Colau en el consistorio, está tratando de pasar de puntillas sobre el asunto de las escuchas. Y fuentes socialistas niegan que el Ayuntamiento vaya a personarse. En cualquier caso, los servicios jurídicos están analizando cómo habría que actuar si finalmente se decide acudir a los tribunales.

El 'caso Pegasus' se ha convertido en otro escenario en el que los dos socios de gobierno de Barcelona pueden demostrar, de cara a las elecciones del año que viene, que no están de acuerdo en muchas cosas. Pero los 'comuns' tienen otro frente abierto, en este caso con ERC, porque el líder municipal republicano, Ernest Maragall, pareció el domingo insinuar que Colau fue "cómplice" del CNI por prestarse a ser elegida alcaldesa, para frenar al independentismo, con los votos de Manuel Valls. Cuando lo escuchó, la alcaldesa se indignó, y pidió a Maragall una rectificación.

El candidato de ERC en Barcelona ya ha aclarado que no quiso vincular a Colau con el CNI. El principal interés de los republicanos desde que estalló el caso es otro: no "blanquear ni un milímetro al PSC". Y si hasta ahora esta relación entre el espionaje y los socialistas catalanes quedaba demasiado difusa, para el gusto republicano, el seguimiento del CNI de la negociación de ERC y los 'comuns' en 2019 ha abierto la veda para el ataque al PSC, la fuerza a quien ERC considera como el gran rival electoral a batir.

Por esto, Ernest Maragall ha subrayado este lunes que el líder municipal socialista, Jaume Collboni, "es el gran beneficiado" por la intromisión en las comunicaciones. Para él, el pacto de gobierno entre los 'comuns' de Colau y el PSC, con el apoyo de la fuerza de Manuel Valls, no es más que "una operación de Estado".

El PSC pide a Aragonès una rectificación

Y esta vez quien se molestó por las palabras de Maragall fue el PSC. La viceprimera secretaria de Organización del PSC, Lluïsa Moret, ha pedido al líder republicano en Barcelona que rectifique sus alusiones a Collboni. "[Maragall] tiene una larga trayectoria, y tiene que respetar las reglas del juego. No se pueden hacer acusaciones sin fundamento", ha dicho.

La dirigente socialista ha añadido que, si Maragall no reacciona, tendría que hacerlo el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. "Pedimos a Aragonès que haga rectificar a Maragall. De momento, lo que ERC ha demostrado es que Barcelona no les importa, porque ha sido moneda de cambio para otros intereses", ha afirmado Moret en relación al pacto con los 'comuns' por el presupuesto de la Generalitat a cambio de la aprobación del presupuesto de Barcelona.

Compartir el artículo

stats