Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eje izquierda-derecha

La 'España Vaciada' se postula como "intermediaria" entre PSOE y PP

La plataforma centrará sus propuestas en la lucha contra la despoblación y por el reequilibrio territorial

La 'España Vaciada' se postula como "intermediaria" entre PSOE y PP.

"No es que no tengamos una ideología. Tenemos una muy concreta", sentencia Tomás Guitarte sobre la plataforma de la 'España Vaciada'. El diputado de Teruel Existe, que sirvió de avanzadilla en el Congreso para 80 asociaciones de más de una veintena de provincias, tiene claro que su ideario es la lucha contra la despoblación y el reequilibrio territorial. El problema surge a la hora de posicionarse ante las leyes más controvertidas que, habitualmente, dividen a la Cámara Baja en dos sólidos bloques. El objetivo de la 'España Vaciada' será la de terciar entre ambos lados, buscar el consenso. Guitarte ya lo intenta. Y sino se alcanza, abstenerse como "gesto de protestas".

A finales de enero, la España Vaciada quiere tener lista su "herramienta" para presentarse a las elecciones autonómicas y nacionales. Lo que les une está claro: salvar sus territorios. Sin embargo, la gran diversidad de asociaciones que lo componen dificulta establecer un posicionamiento ideológico claro en el eje tradicional izquierda-derecha. Una vez en las instituciones deberán tomar partido en cada una de las iniciativas que presenten el resto de formaciones.

Guitarte lleva enfrentando esta situación desde finales de 2019, cuando obtuvo un escaño en el Congreso. No obstante, el dirigente de Teruel Existe resta importancia a estos momentos. "No son tantos como parecen", asegura en conversación con EL PERIÓDICO, diario que pertenece a este mismo grupo, Prensa Ibérica. Aun así, explica que su objetivo actual y el de la 'España Vaciada' es postularse como "intermediarios" entre la izquierda y la derecha. "Queremos ser parte actuante en la búsqueda de consensos", recalca. De esta forma, si una mayoría de las Cortes de ambos ejes apoya una ley, la 'España Vaciada' se sumaría al 'sí'. En caso contrario, optarán por la abstención.

Los antecedentes

Antonio Saz, coordinador de la herramienta de la 'España Vaciada', insiste en que el objetivo es lograr "posiciones de consenso a medio y largo plazo". En este sentido, pone el foco en las dinámicas parlamentarias actuales: "Un Gobierno aprueba una ley. Luego viene otro, la tumba y hace otra". Saz, también turolense, pone como ejemplo las leyes de educación en España -8 en 40 años de Democracia-.

En la votación de la última norma educativa, la llamada 'ley Celaá', Guitarte estaba ya en el Congreso. Se abstuvo. Según explica, él mismo contribuyó al articulado de la ley y trabajó con el Ministerio de Educación para incluir referencias a la situación de los territorios despoblados y realizó un "esfuerzo para consensuar una ley integradora". Sin embargo, aunque la norma contaba con el apoyo de 177 diputados (mayoría absoluta) y salió aprobada, había 148 'noes'. Esa falta de acuerdo le arrastró hasta la abstención.

Preparar las propuestas

Antes de que la 'España Vaciada' alcance las Cortes -o los parlamentos autonómicos- aún falta tiempo. Al menos, varios meses. Y en ese periodo tendrán otra dificultad por delante: concretar un programa electoral que concuerde con el espíritu de las 80 asociaciones. Guitarte asegura que ese proceso no resultará tan complejo como parece. "Casi todos los problemas que evidenciamos obedecen a una raíz común que es el modelo de desarrollo que ha venido siguiendo el país en las últimas décadas", sostiene.

La solución la han plasmado ya en un documento de 101 medidas, el 'Modelo de desarrollo de la España Vaciada'. "Hay pocas propuestas tan ideológicas como esta", defiende el diputado turolense tras explicar que este proyecto "no solo no es localista" sino que es "el único" que plantea un cambio total del actual modelo de desarrollo que prima el crecimiento de una territorios en detrimento de otros.

Guitarte esgrime el artículo 138 de la Constitución que habla sobre el "establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español" como base de todas sus propuestas. Y augura que en el Congreso "no habría argumentos" contra las medidas que plantean. No habría choques entre bloques, ni gritos airados. Eso, aventura, gusta poco en la dinámica actual. "Se buscan problemas que se enconen para vivir de este enconamiento", sentencia.

Compartir el artículo

stats