El número de migrantes llegados en patera a Ibiza y Formentera se reduce: estos son los datos

Un total de 34 embarcaciones llegan a las costas pitiusas a lo largo del año con 466 personas a bordo

Formentera recibe 26 pateras, tres veces más que la isla de Ibiza, donde arribaron ocho barcas

Una patera arribada a Cala Saona, en Formentera, el pasado 6 de marzo.

Una patera arribada a Cala Saona, en Formentera, el pasado 6 de marzo. / C.C

Un total de 466 personas han llegado a las costas de Ibiza y Formentera a lo largo de este año, lo que supone un descenso del 22% respecto a 2022, cuando arribaron 598. La disminución es de un 39,4%, si la cifra se compara con la de 2021, cuando desembarcaron en las islas 770 migrantes en total, un porcentaje bastante significativo.

Aunque el descenso es común en ambas, es más notable en Formentera. Aún así, la pitiusa menor ha recibido, a lo largo de 2023, tres veces más pateras que Ibiza, donde han llegado 120 migrantes este año a través del Mediterráneo. En el caso de Formentera este dato asciente a 346.

En comparación con el año anterior, a costas de Ibiza han llegado 25 y a Formentera,107 personas menos que el año anterior, principalmente desde Argelia (en 2022 llegaron 453).

Dos niñas pequeñas

En la primera embarcación de este tipo que arribó a las Pitiusas este año, el 7 pasado 7 de enero, viajaban una mujer embarazada y seis menores, uno de ellos uno de tan solo cinco meses de edad. La embarcación, de siete metros de eslora y un motor de 40 caballos, llegó a la zona de es Caló con 21 personas a bordo.

Dos niñas pequeñas, de 4 y 5 años de edad, desembarcaron en agosto junto a sus madres y otras doce personas originarias de Malí, en la zona de es Arenals de Formentera. Otros cinco menores de origen senegalés llegaron el primer día de agosto a la playa de s’Arenal, en Migjorn, donde un hamaquero que realizaba su turno recibió a los 17 migrantes que viajaban en la lancha.

El grueso de llegadas

Esta fue la tercera patera que llegó, en un periodo de tan solo tres días, a las Pitiusas en pleno ecuador del verano. Previamente, habían arribado, en las últimas jornadas de julio y con apenas 12 horas de diferencia, dos embarcaciones más que fueron rescatadas en alta mar (cerca de la costa pitiusa) por los miembros de Salvamento Marítimo.

También en primavera, entre los días 10 y 11 de abril, tres pateras simultáneas con 46 personas a bordo en total alcanzaron el litoral formenterense en poco más de 24 horas.

En el caso de Ibiza, el grueso de migrantes (cincuenta personas de origen magrebí) llegaron entre el 12 y el 13 de octubre en cuatro lanchas distintas.

En total, 34 embarcaciones han cruzado este año el Mediterráneo hasta las islas, ocho de ellas hasta Ibiza y las 26 restantes a Formentera, cifras provisionales hasta que termine 2023.

Muy malas condiciones

Casi todas las barcas presentaban condiciones nefastas para llevar a cabo la travesía migratoria, que habitualmente tiene como punto de partida el Norte de África. Una de ellas, el pesquero que fue abandonado al sur de la Mola y remolcado, tras tres intentos (al haber encallado) por el área de Gestión Ambiental del Consell de Formentera.

En 2022, el número de personas que fallecieron o desaparecieron intentando alcanzar las costas pitiusas superó el centenar, como informó el Centro Internacional Para la Identificación de Migrantes Desaparecidos.

Por otro lado, entre enero y junio de este año, once niños murieron semanalmente al realizar en patera la ruta mediterránea. En total, 298, el doble que en el mismo periodo del año pasado, según datos proporcionados por Unicef.