Formentera duplica en sólo nueve meses las instalaciones de energía solar de particulares

El Govern destaca el crecimiento exponencial, pero dice que es insuficiente por la crisis energética y la emergencia climática

El vicepresidente, Juan Pedro Yllanes, ayer, en rueda de prensa. | CAIB

El vicepresidente, Juan Pedro Yllanes, ayer, en rueda de prensa. | CAIB / redacción. eivissa

Redacción

El vicepresidente y conseller balear de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, aseguró ayer que «las instalaciones de autoconsumo de energía están aumentando de forma exponencial» en el conjunto de las islas. Formentera es una prueba de ello. Hasta septiembre de este año, se han puesto en marcha 41 instalaciones de captación de energía solar en viviendas y empresas, el doble que en todo 2021 (19). Así, en los nueve meses apuntados de este año, se ha pasado de 40 instalaciones (el total de las que había a finales del año pasado) a 81, según informó Yllanes en rueda de prensa junto al director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava.

Tal como publicó hace unos días este diario, en Ibiza ha aumentado en medio año un 43% el número de instalaciones de autoconsumo de energía, al pasar de 580 a finales de marzo a 832 en septiembre. En los tres primeros trimestres se han colocado 286 grupos de placas fotovoltaicas en viviendas y empresas de la isla, muy cerca de la cifra de todo el año pasado (304). En 2022 ha aumentado de momento un 57,5% el número de instalaciones en comparación con las que había a finales el año pasado, según los datos difundidos por el Govern.

En el conjunto de Balears, hasta septiembre ha aumentado un 49% la cifra de viviendas y empresas que han optado por producir su propia energía en comparación con todo 2021. En total, se han puesto en marcha 3.596 instalaciones: 2.831 en Mallorca, 420 en Menorca, 304 en Ibiza y 41 en Formentera. Paradójicamente, Ibiza sigue por detrás de Menorca a pesar de que cuenta con 56.000 habitantes más.

Malagrava pide más

Malagrava destacó que los datos registrados en el tercer trimestre del año mantienen la tendencia de incremento de autoconsumo que se repite en los últimos años. «Los datos son positivos, pero necesitamos aún más debido a la crisis energética y la emergencia climática que vivimos».

También en comparación con todo 2021, hasta septiembre ha aumentado un 40% la potencia eléctrica instalada en sistemas de autoconsumo energético en Balears, con un total de 28.431 kW: 21.426 kW en Mallorca, 3.360 kW en Menorca, 3.310 kW en Ibiza y 335 kW en Formentera. Así, Mallorca acumula un total de 54,9 MW de potencia, que suponen el 73,7% del conjunto del archipiélago, y aumenta un 8,7% en comparación con el trimestre anterior. Menorca produce 9,8 MW de energía de autoconsumo (el 13% de Balears) y Ibiza, que se mantiene por detrás, 9 MW, que representa el 12% del total de la Comunitat Autònoma. La producción de Formentera (0,75 MW) se sitúa en el 1% del total de las islas.

Actualmente, la producción de energía renovable de autoconsumo en Ibiza supera a la que generan los dos parques fotovoltaicos (7,9 MW). No sucede lo mismo en Formentera, donde se inyecta directamente a la red eléctrica 1,9 MW. En comparación con las cifras de 2021, ha aumentado un 34,5% la potencia de generación de energía renovable producida en los parques de placas solares de las islas.

Recientemente, Yllanes presentó el segundo parque fotovoltaico de la isla, el de Bosc d’en Lleó, en la zona de Sant Rafel. Junto con la energía que produce el de Can Mariano Lluquí, en Ibiza se ha multiplicado por seis (pasa de 1,29 a 7,9 MW) la potencia de energía limpia que se aporta a la red eléctrica, lo que equivale al suministro eléctrico de 2.300 viviendas, con una reducción de 4.125 toneladas en las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.