Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Club Náutico de Formentera reclama los amarres sociales en la Savina que pidió en 2018

Los socios renuevan la directiva y esperan respuesta de la APB a la propuesta que presentaron hace cuatro años. El presidente, Vicent Tur, anuncia un impulso de las actividades que llevan a cabo

Imagen aérea de las dos dársenas del puerto de la Savina. GERARDO FERRERO

Los socios del Club Náutico de Formentera (CNF), el único de Balears que carece de amarres, celebraron el pasado 26 de septiembre una asamblea extraordinaria en la que decidieron volver a reclamar a la Autoridad Portuaria de Balears (APB) que mantenga el modelo de concurrencia de proyectos en vez de competencia económica, para que una entidad de carácter social como la suya pueda acceder a la gestión de amarres en alguna de las dos dársenas deportivas del puerto de la Savina.

Un momento de la reciente asamblea de socios del Club Náutico de Formentera. | CNF

El CNF ya presentó un proyecto en 2018 con este objetivo, pero desde entonces no ha obtenido respuesta. Incluso han presentado dos contenciosos contra la decisión de cambiar el modelo de concurso, que favorece el criterio económico en vez de valorar la gestión social.

Los asistentes a la asamblea reeligieron a la junta directiva, presidida por Vicent Tur, vicepresidida por Vicent Costa y con Ricardo Tur de tesorero.

«El Club Náutico de Formentera quiere gestionar una parte de lo que es el espejo de aguas del puerto de la Savina, para abrir una puerta al mar a la isla de Formentera», destacó el presidente de la entidad. Recordó que en estos momentos «la náutica deportiva privada en la isla está yendo mal, con todo lo que pasa en s’Estany des Peix».

Reconoció que el camino que les queda por delante «no es fácil» pero, como primer paso, se plantean reavivar la relación con el centenar de socios que tiene el Club y «con la sociedad de la isla». El portavoz avanzó que quieren dar visibilidad a las actividades que realizan, tanto la pesca recreativa como su colaboración en regatas de vela con barcos de apoyo o actividades con distintos clubes deportivos de la isla.

Vicent Tur precisó las peticiones que hacen a la APB: «Ya que cambiaron de criterio con el tipo de concurso para la autorización de la dársena de Levante, lo que pedimos es que recapaciten [la APB] y que si nos han hecho presentar un proyecto con el modelo de concurrencia que lo mantengan, nuestra idea es la de una marina social, con amarres para embarcaciones pequeñas con una cuota baja, pero con mucho contenido para la náutica de la isla».

El presidente del CNF insistió en que «no tiene sentido que cambien el modelo de concurso al de competencia, donde priman las ofertas económicas con barcos más grandes y por eso hemos interpuesto dos contenciosos».

Vicent Tur recordó que la dársena de Levante está gestionada por una autorización, a la que le quedarían dos años, y la de Poniente es fruto de otra autorización de 3 años. En cambio, lo que el CNF espera es que la APB saque a concurso una concesión administrativa en la que, como club náutico, pueda optar a desarrollar su actividad contando con amarres de los que ahora carecen.

A la espera de una respuesta desde 2018

En 2018 la APB, entonces presidida por Joan Gual de Torrella, abrió la puerta a la posibilidad de que la dársena de Levante fuera adjudicada a través de una concurrencia de proyectos, donde las iniciativas de carácter social tienen más posibilidades ya que el valor económico queda en un segundo plano. El Consell de Formentera dio entonces su apoyo. Pero la realidad fue que la APB, en vez de una concesión administrativa, ha ido otorgando autorizaciones temporales, de dos años más uno, en las que han prevalecido los criterios económicos.

Compartir el artículo

stats