Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras en Ibiza: Sant Antoni saca a concurso el embellecimiento de Sant Mateu

El proyecto prevé reconstruir las paredes de piedra del centro o reducir el carril de circulación para habilitar una plataforma peatonal empedrada, separada con una jardinera, y adecentar el entorno de la iglesia

La iglesia de Sant Mateu, que solo dispone de una estrecha acera para separarla del vial. | V.MARÍ

El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany ha sacado a concurso las obras de embellecimiento y remodelación del pequeño núcleo de Sant Mateu, con un presupuesto base de 1.210.000 euros. El proyecto tiene como objetivo homogeneizar la estética del entorno de la iglesia y de las pistas deportivas, con el uso de la piedra natural para los elementos urbanos, además de habilitar plataformas peatonales, que quedarán separadas del vial de circulación por jardineras.

El concejal de Infraestructuras y Obras Públicas, Joan Torres, explicó ayer a este diario que, salvo imprevistos, los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, podrán empezar antes de final de año, de manera que estarán listos antes del verano. «El objetivo de este plan de embellecimiento es crear un espacio accesible para todos y adecentar el paisaje del núcleo urbano, respetando [las directrices de] la Comisión Insular de Patrimonio Histórico Artístico.

Piedra viva

Así, una de las principales intervenciones que se acometerán será levantar el carril que circunda a la iglesia por su lado norte, que se habilitó años atrás con pavimento de hormigón impreso, «sin el visto bueno de Patrimonio», lamentó Torres. El nuevo suelo será de piedra viva ibicenca, de color gris, el mismo material que se colocará en el resto de espacios peatonales y en los muros. «Es la piedra característica que se encuentra en Sant Mateu, la pedra blava», apuntó Torres.

El proyecto comprende un circuito que dará comienzo a partir del cruce de la carretera de Sant Mateu con el desvío a Sant Miquel y llegará hasta el final del aparcamiento del restaurante ses Casetes, por un lado, y, por el otro, hasta las pistas deportivas del pueblo. A partir de la iglesia, en dirección a Cala Albarca, el carril quedará limitado a un solo sentido de circulación, hacia el norte, hasta el extremo del aparcamiento, donde los vehículos que lleguen en sentido contrario dispondrán de una salida hasta el Camí des Pla (junto al restaurante Can Cires), para volver a conectar con la carretera de Sant Mateu frente a la iglesia.

Espacios peatonales

En todo el perímetro urbano, el carril de circulación asfaltado se reducirá considerablemente para habilitar en un lateral una plataforma empedrada para los peatones. Este espacio estará al mismo nivel, pero quedará separada por jardineras, además de contar con bancos y farolas.

Asimismo, se habilitará un espacio ajardinado en un lado del aparcamiento, para lo que el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo de cesión de mantenimiento con la propiedad. También en todo este perímetro urbana se rehabilitarán todas las paredes de piedra que están derruidas, que se alargarán en los espacios que carecen de ellas o sustituirán algunos tramos de muros de cemento.

Compartir el artículo

stats