Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibiza es la isla balear que usa menos energías renovables

El Ibestat también demuestra que las Pitiusas son las islas con un modelo energético más frágil, ya que sus niveles de producción propia son los que menos se aproximan a sus cifras de consumo

Participación de la energía renovable en la energía consumida

Ibiza es la isla de Balears en la que la energía producida por medios sostenibles representa un menor porcentaje respecto al total consumido. Además de esta conclusión, los datos del Instituto Balear de Estadística (Ibestat) demuestran que este empleo casi inexistente de las renovables apenas ha variado en los últimos años.

Por el contrario, las estadísticas señalan que las otras cuatro islas cuentan con unos valores que, aún sin ser excesivamente elevados, superan con mucho margen a las cifras que Ibiza consigue en este apartado. En este sentido, Formentera es el caso opuesto a la pitiusa del norte, ya que durante el periodo pandémico concedió una mayor importancia a las energías limpias.

Consumo energético

Las Pitiüses redujeron su demanda de energía

Durante el año 2020, Eivissa bajó su consumo en un 19% con respecto al 2019. Formentera lo hizo en un 18%. Desde entonces, la demanda ha crecido en ambas islas.

A una escala autonómica, la tendencia en estos últimos años ha sido la de un crecimiento cada vez mayor del uso de las energías renovables. Esta evolución está siendo protagonizada por la isla de Mallorca, que está aumentando la media balear debido a una mayor producción energética respetuosa con el medio ambiente. Por ello, se está situando en unas proporciones cercanas al 10%.

La autosuficiencia energética

En relación con el punto anterior está la autosuficiencia energética. Así, las investigaciones del Ibestat apuntan que las Pitiusas son las islas que necesitan de mayores entradas de electricidad para abastecerse. Al respecto, las cifras muestran que ha habido un enorme descenso en la independencia energética ibicenca en los últimos tiempos.

De esta manera, entre 2018 y 2020 Ibiza pasó de contar con una producción local que cubría el 97% del consumo a obtener por medios propios tan solo el 18% de la energía demandada. Desde entonces, la isla ha ido aumentando su autosuficiencia sin llegar a los niveles previos a esta caída. Por su parte, Formentera ha seguido la misma evolución que Ibiza, aunque de modo más moderado, y ha pasado de producir un tercio de la energía que consumía a llegar tan solo al 17%.

El gasto total energético

Por lo que respecta al gasto total, la información del Ibestat muestra que cada isla tuvo una demanda estable en los años anteriores al covid-19. Sin embargo, la llegada de la pandemia hizo que cada territorio bajase su consumo en porcentajes similares entorno al 19%. Posteriormente, el año 2021 asistió a un reestablecimiento de las cifras, pero sin superar los niveles de gasto de 2019.

Finalmente, los datos de los primeros siete meses de 2022 indican que el gasto energético pitiuso está cerca del 60% contabilizado en todo el 2019, por lo que éste podría ser el año de la recuperación en esta estadística.

Compartir el artículo

stats