Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Camino, enfermero de Pediatría en Ibiza: «El atragantamiento en bebés es más común al empezar la alimentación complementaria»

Camino explica el método de actuación en caso de esta emergencia: primero intentar que el niño tosa y, si no reacciona, cinco palmadas enérgicas entre las escápulas alternadas con cinco compresiones, torácicas o abdominales

7

David Camino, enfermero de Pediatría en el Hospital Can Misses

Uno de los principales miedos de los padres es cómo actuar ante un caso de atragantamiento y cómo reanimar al niño si fuese necesario. El enfermero David Camino explicó ayer el procedimiento de actuación en un taller de primeros auxilios en Pediatría desarrollado en el Centro de Salud de Santa Eulària.

¿Cómo surgió la idea de hacer este taller de cómo actuar en caso de atragantamiento y reanimación en el niño y el lactante?

Principalmente, porque el tiempo que tenemos en consulta siempre es un poco limitado en las revisiones, ya que tenemos entre 15 y 30 minutos por paciente. Hay veces que no podemos explicar a fondo determinados temas. Entonces, haciendo sesiones más grupales, somos más accesibles y disponemos de más tiempo para poder abordarlos. También hubo algún padre que nos pidió más información y con más práctica, por eso decidimos a hacer estos talleres.

¿De qué trata exactamente este taller?

De qué hacer frente a un atragantamiento tanto en el lactante, es decir, en el menor de un año, como en la población infantil. Aparte de eso, también sobre cómo actuar en caso de que se precise una reanimación cardiopulmonar.

¿Cómo enfocan este tipo de talleres?

Los hacemos en una sala común y ponemos la sesión en un proyector. En el taller que hicimos en junio interactuamos con los padres y nos pidieron hacerlo más práctico. Además, les dejamos más información una vez finalizado el taller. En este, intentamos también adaptarlo y explicar lo que son las nociones básicas y, sobre todo, que quedasen bien claros los cuatro puntos importantes, que pudiesen practicarlo entre ellos y aclarar todas las dudas que fueran surgiendo.

¿Cuáles son los pasos básicos a seguir en caso de atragantamiento?

El primer paso cuando hay una obstrucción de la vía aérea siempre es permitir toser, con una posición incorporada, tanto al lactante como al niño. Si es posible, toser, y no zarandearle, más que nada porque si no podemos mover el cuerpo que obstruye y hacer que la obstrucción sea completa. Si vemos que el niño se cansa o la tos no es efectiva, ahí sí que debemos actuar.

¿De qué manera?

Cinco palmadas enérgicas en la espalda, tanto en el lactante como en el niño, entre las dos escápulas. A ser posible, con la cabeza del lactante un poco en declive y en el caso de un niño, un poco más incorporado hacia adelante. Después, se va alternando con cinco compresiones, a los menores de un año en el tórax, entre los dos pezones. Mientras que en el niño ya más mayor o en el adulto, lo que se hace es aplicar cinco compresiones abdominales, que es lo que se conoce como maniobra de Heimlich. Sería ir alternando estas dos maniobras, las cinco palmadas y las cinco compresiones, hasta que o aparece el llanto, que eso significa que respira, o hasta que ya es una parada cardiorrespiratoria. En caso de que la obstrucción se resuelva, deberían verlo los médicos igualmente.

¿Qué se debe hacer en caso de parada cardiorrespiratoria?

Las maniobras de paro cardíaco, y lo primero es avisar por los teléfonos de emergencia, 061 y 112. Siempre hacemos cinco ventilaciones de rescate y luego alternamos las compresiones con las ventilaciones.

¿Cuándo es más común que suceda un atragantamiento?

Nosotros solemos explicarlo; sobre todo, cuando empiezan con la alimentación complementaria, que suele ser a partir de los seis meses de edad. Ahí es cuando los padres tienen las dudas y, en caso de que se atragante el niño, no saben muy bien cómo actuar o qué deben o no hacer.

¿Hay algún error común?

Nosotros incidimos mucho en avisar porque en las actuaciones lo que más prima es el tiempo. También tienen mucho miedo de no saberse bien el algoritmo por completo, es decir, el número exacto de compresiones, así que nosotros incidimos que vale más hacer algo aunque no sepamos exactamente cómo, que no quedarse parado y no hacer nada.

¿Cuáles son los principales riesgos de no actuar a tiempo?

Cualquier parada cardiorrespiratoria si no se soluciona, acaba llevando a un paro cardíaco y al final, si no hacemos las maniobras, conlleva a la muerte.

Aparte de avisar a emergencias, ¿qué más aconseja?

Con el tema de la alimentación complementaria a los seis meses, insisto mucho en adecuar los alimentos al desarrollo del niño, ya que no todos se adaptan igual a los sólidos. El niño debe estar siempre vigilado.

¿Cuáles son los alimentos u objetos que más atragantamientos provocan?

Los frutos secos, que no se deben introducir en la alimentación hasta más avanzada edad, a los cuatro o cinco años. Y hay que evitar los alimentos con estructura gomosa como las salchichas y cortar las verduras y frutas de forma longitudinal. En cuanto a los objetos, pequeñas piezas de juguetes, tapones de bolígrafos o globos. La actuación en este caso de obstrucción aérea es la misma que con un alimento, si no se puede abrir la boca del niño y extraerlo con el dedo en forma de gancho.

Tienen previstos hacer más talleres?

Sí, los temas más demandados por los padres son sobre la alimentación complementaria, la vacunación infantil y principales motivos de urgencia en Pediatría, además de este de reanimación y atragantamiento. Son los cuatro que iremos rotando cada dos meses.

Compartir el artículo

stats