Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian el envenenamiento de gatos en un barrio de Ibiza

Han llegado a poner en los cuencos de comida agua oxigenada y aceite de coche

Crías de gatos en Ibiza ZOWY VOETEN

Alicia Ladrón de Guevara, una cuidadora de gatos, denuncia que unos desaprensivos están envenenando a los felinos con agua oxigenada y aceite de motor: "Estoy bastante preocupada por mis gatos desde hace algún tiempo. Hace unas semanas me llamó una vecina y me comentó que creía haber visto a otra mujer dejando un cuenco azul con agua y que vio como le echaba algo. En ese momento fui corriendo para el sitio donde tenemos la colonia, en la zona de Pablo Picasso, en Platja d'en Bossa, para retirar el cuenco que efectivamente contenía agua oxigenada. Me quedé allí esperando a que todos los gatos terminasen de comer para ver que no les sucedía nada", relató Alicia. "Ya no me fio de la gente, me han matado a tres gatas. Ahora les dejo la comida y me quedo siempre hasta que todos han terminado de comer para que no haya ningún problema", añade.

Este no es un episodio esporádico, ya que recientemente también encontró restos de aceite de motor en la zona donde alimenta a los felinos: "Hace una semana encontré restos de aceite de motor en la zona donde pongo la comida para los gatos. No es algo que pase solamente un día, si no que se repite en bastantes ocasiones. No hay derecho", lamenta la cuidadora. Hace algunos años, unos adolescentes mataron y quemaron a varios de sus gatos por diversión. La Policía logró localizarles y les impuso su castigo : "Unos chicos cogieron a cuatro o cinco de mis gatos en una zona cercana al campito que está por Platja d'en Bossa. Les envenenaron y les prendieron fuego. El maltrato animal es un delito grave. Tienen que dejarles vivir", asevera.

Alicia Ladrón de Guevara.

Todos estos hechos ya están en conocimiento de la Policía Nacional: "Llamé a la Policía Nacional para denunciar lo sucedido, ya que ellos siempre miran por el bien de los animales. He querido denunciarlo primero a través de Diario de Ibiza con tal de poder darle luz a esta injusticia. De esta forma la gente sabrá que este problema existe y podremos encontrar a los culpables. De todas formas, el próximo lunes tengo pensado ir a denunciarlo formalmente a la comisaría", subraya.

Alicia realiza un gran esfuerzo para permitir que estos animales puedan comer: "Yo me encargo de todo, de comprarles la comida, los cuencos, e incluso de esterilizarlos. El ayuntamiento me suele dar sacos de pienso, pero los gatos no acostumbran a comérselo. Por eso yo les compro comida para gatos del supermercado. Los gatos le hacen bien a la ciudad, ya que entre otras cosas se encargan de eliminar muchas ratas".

Corre con los gastos de la comida pese a recibir una pensión de solo 500 euros

Alicia es una madrileña afincada en la isla de Ibiza desde hace más de 31 años. Vino, como tantos otros hacen hoy en día, a buscar una vida mejor. Su mayor pasión ha sido siempre el cuidado de los animales, en especial de los gatos. Su madre y abuela eran también amantes de los felinos, las cuales le inculcaron desde bien temprano el amor por los animales. Dedicaban gran parte de su tiempo a alimentar a los gatos "en tiempos de Franco" por zonas castizas del sur de Madrid . A pesar de haber trabajado durante toda la vida, su pensión apenas roza los 500 euros, pero eso no es óbice para dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de estos animales: "Llevo toda la vida dedicándome al cuidado de los animales. Ahora, además de alimentar a los gatos y estar autorizada para ello, paseo perros. Muchas veces tengo que sufragar yo los gastos de alimentos para los animales, pero no me importa. Mi pensión apenas roza los 500 euros y muchas veces me quedo prácticamente sin comer, pero no me importa con tal de que los gatos tengan una vida un poco mejor".

Compartir el artículo

stats