«Extraño» descanso en Formentera de un ave que no se veía desde 2002

El último registro de su presencia data del año 2002, cuando se avistó un ejemplar en s’Estany Pudent

Un grupo de espátulas comunes en Formentera.

Gerardo Ferrero

Un grupo de siete espátulas comunes, Platalea leucorodia, fue observado el pasado domingo en la zona de es Estanyets, en el entorno natural de s’Estany des Peix de Formentera, incluido en el Parque Natural de ses Salines. Los expertos consultados coinciden en calificar de «extraña» esta observación. El último registro de un avistamiento de espátula común en la isla data de 2002 y entonces sólo había un ejemplar en el entorno de s’Estany Pudent, según el archivo del biólogo formenterés Santiago Costa.

En esta ocasión, la observación fue realizada por Gerardo Ferrero (fotógrafo de naturaleza y colaborador de Diario de Ibiza), que lo comunicó al editor del Anuario Ornitológico de Baleares, que edita el GOB.

El presidente del GEN-GOB de Eivissa y Formentera, Joan Carles Palerm, consideró ayer que la presencia de esta ave se sale de lo habitual ya que normalmente no se avistan en un grupo tan numeroso. Eso sí, aseguró que su presencia coincidía en esta época del año con el periodo migratorio de estas aves. «Es una buena observación y recogeremos ese registro en el anuario del año que viene, donde se recoge todo lo observado de cada especie», avanzó.

Tres espátulas comunes y una garza real en es Estanyets, en el Parque Natural. | GERARDO FERRERO

El ejemplar más grande y dominador del grupo con el pico amarillo. / Gerardo Ferrero

Por su parte, el biólogo Santiago Costa no dudó en calificar esa observación de «muy rara en Formentera, prácticamente no hay citas, yo tengo una recogida del año 2002», añadió.

Ayer mismo, Costa repasó su archivo por la mañana: «He estado mirando si había alguna cosa anterior y nada, no tenía nada; en 2002 la cita era solo de un ejemplar en s’Estany Pudent». Sobre el motivo por el que este grupo de espátulas ha parado en Formentera, no se atreve a lanzar ninguna hipótesis, pero consideró que «no tendría que ser tan raro porque finalmente es una zona húmeda. Igual han modificado su ruta habitual o se debe a razones meteorológicas, es muy difícil saberlo».

«Extraño» descanso en Formentera de siete ejemplares de espátula

Tres ejemplares de espátula común y una garza real en es Estanyets / Gerardo Ferrero

La Sociedad Española de Ornitología recoge: «La espátula común es una zancuda inconfundible por su gran tamaño, su color blanco y su costumbre de vadear los someros fondos de los humedales mientras rastrea el fango con su aplanado pico». Aclara que España «alberga algunas de las más importantes colonias de Europa occidental, que se refugia en humedales costeros del oeste de Andalucía». En los pasos migratorios también se observan ejemplares que recalan principalmente en los humedales costeros cántabro-atlánticos, como la ría de Guernica y las marismas de Santoña.

Costa añade que «en el sur de España crían y su viaje migratorio es el típico desplazamiento del norte de Europa hacia África», ya que hay registros hasta Senegal.

Este grupo de espátulas permaneció durante todo el pasado domingo en la misma zona. Gerardo Ferrero estuvo observándolas desde lejos: «Los vi por la mañana. Pienso que vienen de Francia siguiendo la ruta migratoria de esta época del año, aunque en el Mediterráneo es muy extraña» su presencia. «Justo cuando llegaron las vi, se posaron entre la vegetación y se pusieron a comer». El fotógrafo volvió por la tarde y observó que permanecían en la zona escondidas y descansando entre la vegetación. Ayer por la mañana regresó pero ya no estaban, por lo que seguramente, después de esta parada técnica para reponer fuerzas y descansar en Formentera, siguieron su ruta hacia el sur.