Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formentera cierra el acceso a ses Illetes a partir de las 18 horas para evitar fiestas en la playa

Solo se podrá acceder a los restaurantes de la zona previa reserva

Reunión extraordinaria en la sede del Consell.

Reunión extraordinaria en la sede del Consell. P. M. V.

A partir de hoy, jueves, el acceso a las playas formenterenses del Parque Natural de ses Salines estará prohibido desde las 18 horas, según se establece en el decreto de Presidencia aprobado ayer por el Consell de Formentera. Durante ese horario, sólo se podrá salir de la zona, pero no entrar, a no ser que se cuente con una reserva previa como cliente de alguno de los establecimientos de restauración de la zona. Esta nueva restricción se aplicará tanto a los vehículos a motor como a los que quieran acceder a pie o en bicicleta, ya que solo se permitirá el paso a aquellos que acudan al lugar a hacer deporte.

Se trata de una resolución tomada en el transcurso de una reunión extraordinaria de coordinación de seguridad convocada con el objetivo de atajar las fiestas y las concentraciones de personas en las playas de ses Illetes que se han ido produciendo estas últimas semanas.

En el encuentro participaron responsables de las distintas áreas del Consell afectadas; agentes de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado; miembros de las áreas de Emergencias y Medio Ambiente del Govern y representantes de la Demarcación de Costas del Gobierno central.

Botellones

El objetivo de esta medida es hacer frente a los botellones masivos y fiestas irregulares en las playas, «un problema que sufrimos desde hace un par de semanas y que va empeorando, y ya sabemos que los próximos 20 días serán muy duros», expuso ayer Alejandra Ferrer, presidenta de la institución insular.

Para poner en marcha el dispositivo necesario para cerrar al tráfico a esta amplia zona de ses Illetes, se contará con la participación de agentes de la Policía Local y la Guardia civil ya presentes en Formentera, que tendrán el apoyo puntual de grupos de la Benemérita como la Agrupación de Tráfico, la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) y los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS).

Esta misma institución, a través de su Servicio Marítimo, controlará la llegada a la costa de pequeñas embarcaciones que transportan bebidas y material para la venta ambulante.

Asimismo, y respondiendo a las reclamaciones que se han hecho desde la pitiusa menor, los inspectores del Servicio de Emergencias del Govern se desplazarán a Formentera de manera intermitente para realizar inspecciones a los establecimientos y hacer cumplir la normativa anti covid.

En previsión de un posible efecto dominó que desplace las concentraciones irregulares a otros puntos de la isla, la presidenta afirmó que «seremos muy flexibles y si es necesario se trasladarán estas medidas a otros lugares si se detecta que las fiestas han cambiado de localización».

Excepciones

Sobre las excepciones a esta prohibición de acceso al Parque Natural, Ferrer aclaró que «en principio el acceso está cortado a los vehículos en general, pero evidentemente, si hay alguien haciendo deporte, los Cuerpos y Fuerzas de seguridad verán de qué tipo de persona se trata y no habrá problemas con estas visitas. Pero si una persona va cargada con botellas de alcohol, hielo, etcétera, pues seguramente no podrá traspasar estos límites».

Con este nuevo decreto, «nuestro objetivo no es poner nuevas limitaciones, sino detener el comportamiento de los infractores que nos ponen en peligro», explicó Alejandra Ferrer.

Hay que recordar que, desde el sábado 7 de agosto, también estarán prohibidas las reuniones en parques y playas de la isla desde las 22 horas hasta las 6 horas.

Compartir el artículo

stats