Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 500 barcos fondean en un día de verano en Formentera

El estudio del GEN-GOB financiado con el Save Posidonia Project de 2018 señala que en el mes de agosto se pueden registrar entre 14.000 y 24.000 fondeos

Barcos fondeados en agosto de 2020 a lo largo de Cala Saona en Formentera

Barcos fondeados en agosto de 2020 a lo largo de Cala Saona en Formentera PILAR MARTÍNEZ

En un día del mes de agosto de 2018 fueron localizados en el litoral de Formentera entre 500 y 600 barcos de recreo fondeados, de los que solo el uno por ciento lo hizo sobre posidonia. Además, se calcula que solo en el mes de agosto de ese año se produjeron entre 14.000 y 24.000 fondeos, es decir que la misma embarcación fondeaba varias veces en lugares distintos de la costa.

Estas son algunas de las conclusiones que recoge el estudio elaborado por el GEN-GOB titulado ‘Posidonia: usos marinos sostenibles en Formentera’. Este proyecto resultó ser uno de las ganadores del ‘Save posidonia project’ de 2018, convocatoria que organiza anualmente el Consell de Formentera, a través del área de Turismo y de Medio Ambiente.

El estudio del GEN-GOB recoge los resultados de valoración sobre la conservación de las praderas de posidonia en el litoral de Formentera y ofrece datos sobre la conservación y protección de la misma con la caracterización (localización y descripción) del fondeo de embarcaciones.

El técnico de esta organización y coordinador del proyecto, Xisco Sobrado, explicó que, además de esos datos que se recogieron en un trabajo de campo contando con una embarcación, han desarrollado otros estudios para completar el proyecto.

REGULACIÓN

Fondeos en todo el litoral

El Consell de Formentera impulsa la regulación del fondeo en todo el litoral de la isla en base a que todo el perímetro insular está protegido como Lugar de Interés Comunitario (LIC) e incluido en Red Natura 2000.

Entre ellos está la elaboración de un cuestionario que se remitió a más de 40 agentes sociales y profesionales relacionados con el entorno marino, incluidas administraciones y grupos ecologistas. Entre las conclusiones, Sobrado destacó: «La mayoría de los agentes consultados conocían no solo el beneficio ecológico sino también cultural, económico e identitario de la posidonia». También se produjo «un consenso bastante generalizado sobre que la posidonia repercutía en sus actividades económicas. Finalmente, también se insistió «en la necesidad de mejorar la toma de decisiones por parte de la administración a la hora de acelerar los procesos», de regulación y conservación.

En el estudio que realizaron para caracterizar, es decir posicionar con GPS un barco fondeado con sus datos de eslora, los técnicos utilizaron una embarcación en distintos días de los meses de julio, agosto y septiembre de 2018 para recorrer todo el litoral, tomando nota de las embarcaciones fondeadas: «A partir de esos datos pudimos extrapolar que el uno por ciento de estas embarcaciones, que es poco, estaban fondeadas en posidonia y que en el mes de agosto se pueden llegar a producir entre 14.000 y 24.000 fondeos, cuidado que esto no son barcos, porque uno puede fondear muchas veces a lo largo del día», recalcó Sobrado.

Entre los problemas de conservación de la pradera han detectado que muchos yates de grandes esloras que fondean de forma correcta por el día, por la noche «largan cadena del ancla y esta alcanza a la pradera y en zonas concretas tiene una degradación bastante elevada».

Uno de esos lugares se sitúa a lo largo de ses Illetes. Se trata de un claro de arena donde se puede fondear, «pero observamos que en los bordes de ese claro la posidonia está muy erosionada y eso no solo de 2018 sino que se arrastra de antes».

Capacidad de carga

El estudio viene a demostrar la necesidad de fijar una capacidad de carga respecto al número de fondeos que puede soportar el litoral formenterés, señaló el técnico: «Se trata de fijar la capacidad de carga con criterios ecológicos ya que existe una presión tan elevada en el litoral de las Pitiusas que al ecosistema, por sí mismo, no le da tiempo a regenerarse y hasta que no empecemos a disminuir esa presión será muy difícil abordar cualquier medida». Añadió que la solución debe ser integral en la línea en la que está trabajando el Consell de Formentera para lograr una regulación del fondeo en todo el litoral.

Compartir el artículo

stats