Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El calentamiento global va a peor

Solo han pasado unas semanas desde que el ipcc publicó su demoledor informe y un nuevo estudio de la ONU, más actual, agrava el pronóstico

el calentamientoglobal va a peor Joan LluÍs ferrer

La situación climática es aún peor de lo que se creía. Si el último informe del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC) ya era preocupante, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU, acaba de desvelar que dichos pronósticos se quedaron cortos, porque trabajaba con datos de dos años de antigüedad. Con las evidencias más recientes en la mano, la OMM no descarta un aumento de la temperatura que directamente duplique el objeto de 1,5º C del Acuerdo de París.

El planeta sigue en la senda de un calentamiento acelerado que podría llevar a un aumento de la temperatura de hasta 3 grados centígrados, frente a los 1,5º planteados en el Acuerdo de París o los 2º considerados como el límite máximo asumible, según advertía recientemente el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas, al presentar un informe con los datos más recientes sobre el clima.

«Actualmente vamos camino de un calentamiento de 3 grados, en lugar de 1,5º a 2º grados. Sería necesario para el bienestar del ser humano, la naturaleza y el planeta mantenernos en el objetivo de 1,5º C», dijo el científico, quien expuso en una conferencia de prensa varios datos que desmienten que la pandemia haya tenido alguna repercusión beneficiosa (más allá del corto plazo) en relación con el cambio climático.

¿Qué países tienen mayor riesgo climático?

¿Qué países tienen mayor riesgo climático? Germanwatch y Munich Re NatCatSERVICE

La OMM ya cuenta con mediciones que demuestran que, si bien las emisiones de dióxido de carbono se redujeron durante algún tiempo debido a las medidas de confinamiento, una vez pasado ese periodo están aumentando rápidamente. Globalmente, es como si no se hubiera avanzado nada.

De hecho, el ritmo de emisiones actual permite asegurar que no se cumplirán los objetivos climáticos de París. Hace falta reducir mucho más las emisiones de CO2. En concreto, frente a las 1,98 gigatoneladas que se recortaron con la pandemia, haría falta reducirlas en, al menos, 15 gigatoneladas. Y eso solo para conseguir el objetivo de 2º C, porque si se aspira al más ambicioso de 1,5º C deberían recortarse 32 gigatoneladas.

Taalas admitió la grave perturbación general que ha ocasionado la covid en el conjunto de la humanidad pero recordó que el impacto del cambio climático será mucho más grave y a muy largo plazo, especialmente si los países no toman medidas decididas para paliar este fenómeno.

«Si fracasamos en la mitigación, tendremos un problema permanente durante cientos o quizás miles de años, y sus efectos en el bienestar humano y en la economía serán mucho más dramáticos que los que ha tenido la pandemia, y conviene recordarlo”, enfatizó.

Las estimaciones citadas en el informe indican que entre enero y julio pasados las emisiones mundiales de los sectores de la energía eléctrica y la industria ya se encontraban al mismo nivel e incluso eran superiores al observado en el mismo periodo previo a la crisis sanitaria.

Subida inminente de temperatura

El informe plantea que es muy probable que ya en los próximos cinco años las temperaturas superen temporalmente el umbral de los 1,5 grados centígrados con respecto a las registradas en la era preindustrial (1850-1900).

Asimismo, este informe (elaborado por la OMM en colaboración con otras agencias del sistema de Naciones Unidas) confirma que las temperaturas medias entre 2017 y 2021 son las más elevadas registradas en el periodo de un lustro y fueron entre 1,06 y 1,26 grados más altas que hace 150 años.

«Lo que ha ocurrido en el último siglo es claramente una anomalía si lo comparamos con las estimaciones que tenemos de los últimos 100.000 años y esto tiene un impacto importante en la salud humana», explicó Taalas.

El informe que presentó el pasado agosto el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático indicaba que ese aumento de la temperatura estaba en torno al 1,1 %, pero los datos que utilizó tenían un par de años de retraso por la naturaleza del análisis que requieren, mientras que el informe presentado ahora cubre hasta la primera mitad de este año.

Efectos ya visibles

Taalas recordó que el aumento de la temperatura de la atmósfera también está detrás de recientes fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor en el oeste de Canadá y de Estados Unidos, así como las graves inundaciones que tuvieron lugar en Alemania y Bélgica. Los megaincendios de Ávila y Málaga o la ola de calor sufrida en España en agosto se inscriben dentro de la misma dinámica.

En estos casos se trató de fenómenos muy inusuales, que suelen ocurrir cada cien años, pero que a causa del cambio climático «ahora pueden pasar cada veinte años o incluso menos», según el secretario general de la OMM.

La escala de los cambios experimentados este mismo año en el sistema climático en su conjunto no tiene precedentes en muchos cientos, e incluso miles, de años. Y es que ya se ha perdido mucho terreno en esta batalla. Según se indica en el informe, «incluso con la adopción de medidas ambiciosas encaminadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el nivel del mar seguirá aumentando y constituirá una amenaza para las islas de baja altitud y las poblaciones costeras de todo el mundo».

El propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha afirmado al respecto que «este año es decisivo en lo que respecta a la acción climática».

«Aún estamos muy retrasados con respecto a la consecución de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París. Durante este año, hemos presenciado un nuevo crecimiento de las emisiones de combustibles fósiles, el aumento constante de las concentraciones de gases de efecto invernadero y los fenómenos meteorológicos violentos intensificados por las actividades humanas que han afectado a la salud, las vidas y los medios de subsistencia en todos los continentes. A menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a 1,5 °C será imposible, lo que traerá aparejadas consecuencias catastróficas para las personas y el planeta del cual dependemos», explica Guterres en el prólogo de este informe.

No se avanza: la reducción de CO2 debería ser aún mayor

Los esfuerzos que desarrolla la humanidad para evitar un calentamiento irreversible son evidentes, pero así y todo están demostrando ser insuficientes, según la Organización Meteorológica Mundial. Estas son algunas de las claves del informe.

Así habría que reducir las emisiones para tener esperanza

1) En 2019 se lanzaron a la atmósfera 36,64 gigatoneladas de CO2 y en 2020, pese a la pandemia, la cifra bajó solo en 1,98 Gt, y además fue algo pasajero. Para poder cumplir el objetivo de calentamiento de 2ºC para 2100 habría que lograr un recorte de 15 Gt, pero si se quiere alcanzar el objetivo de solo 1,5ºC, considerado lo idóneo, habría que reducir 32 gigatoneladas de CO2. Estamos muy lejos de una cifra u otra.

Aunque se recorten las emisiones, el nivel del mar seguirá subiendo

2) El nivel medio del mar en todo el mundo subió 20 centímetros entre 1900 y 2018. Las previsiones son pesimistas. "Incluso aunque se reduzcan las emisiones para mantener el aumento de temperatura muy por debajo de 2ºC, el nivel medio del mar a escala mundial probablemente aumentaría entre 30 y 60 centímetros de aquí a 2100", dice el informe de la OMM.

El calentamiento reducirá la productividad laboral de todo el planeta

3) El aumento de la temperatura es causa del incremento de la mortalidad y también, en la esfera laboral, de la pérdida de productividad. El informe augura un aumento de las discapacidades laborales. En 2019 se perdieron más de 103.000 millones de horas de trabajo en todo el mundo, en comparación con el año 2000.

La reducción del hielo marino en el Ártico se acelera

4) En todos los años del periodo 2017-2021 la extensión del hielo marino del Ártico ha sido siempre inferior a la media que había en el periodo 1981-2010. De hecho, en septiembre de 2020 se registró el segundo valor más bajo del que se tiene constancia.

La temperatura mundial podría subir entre 0,9ºC y 1,8ºC en solo cinco años

5) El informe de la Organización Meteorológica Mundial considera probable que, en todos y cada uno de los próximos cinco años ,el calentamiento global suba en 1ºC y pueda llegar incluso a los 1,8ºC, en comparación con los niveles preindustriales.

Compartir el artículo

stats