Entrevista DIARIO DE IBIZA

Entrevista DIARIO DE IBIZA

Entrevista SPORT | Cata Coll Portera de la selección española

Cata Coll: "Cuando me lesioné me di cuenta de todo lo que había conseguido"

La guardameta del FC Barcelona y de la selección española atiende a SPORT desde la concentración en Nueva Zelanda

"Tenía dudas de si renovar o no, pero cuando me dijeron que me querían fue un chute de energía"

Entrevista a Cata Coll

María Tikas

Maria Tikas (Enviada especial - Nueva Zelanda)

Cuando Cata Coll (23 de abril de 2001, Marratxí, Mallorca) recibió la llamada de Jorge Vilda para comunicarle que estaba en la prelista para el Mundial no dio crédito. Estaba de vacaciones en Málaga, se acababa de despertar y tenía un mensaje de 'Llámame cuando puedas'. Le llamó, se lo dijo y se puso muy contenta. 

La llamada de Vilda

"No me lo esperaba, ya pensaba en mis vacaciones, en estar tranquila, cambió todo de repente, pero fue una noticia muy alegre", cuenta para SPORT y Prensa Ibérica desde la concentración de la selección española en Palmerston North, justo antes de desplazarse a Wellington para el partido contra Japón. El 'alma de la fiesta' -todos los que la conocen coinciden en esto- pasa su tiempo libre junto a 'Teleco' [Maria Pérez], Tere Abelleira, Salma Paralluelo, Ona Batlle y Olga Carmona. "Hemos hecho un grupo muy bonito, cuando quieras encontrarnos, ve a la sala de juegos".

Su presencia en la lista fue llamativa, especialmente, porque Sandra Paños se quedó fuera. Evidentemente, le supo mal por su compañera de equipo. "Estaba en un gran momento, había hecho una temporada de diez. Pero, al final, es una decisión del seleccionador y no podemos hacer nada con ello".

Lecciones de la lesión

Era consciente, sin embargo, que iba al Mundial siendo suplente de Misa Rodríguez. Y que, si nada pasa, es más que posible que se quede sin jugar. "Con la lesión he aprendido a coger pequeñas cosas de todo lo que pasa que me hagan bien. Esto me servirá como una pretemporada para llegar mejor al Barça, para estar preparada si tengo que jugar por si pasa algo. Me siento a punto para ello. Estoy bien aquí, feliz. Si llega la oportunidad, bien. Y, si no, me servirá para el futuro".

Ya sabe Cata lo que es ganar un Mundial. Lo logró hace cinco años, con la sub-17, y fue guante de Oro. Entonces era muy joven, prácticamente una niña, y nadie le enseñó a gestionar las expectativas. "Como futbolista no eres consciente de lo que has vivido, de lo que has conseguido. Cuando me pasó lo de la lesión se paró todo y fui entonces consciente de lo que había hecho. Todo pasa muy rápido y no te das cuenta. Ojalá poder repetir eso de levantar la Copa".

Cinco años después ha cambiado Uruguay por Australia y Nueva Zelanda y la sub-17 por la absoluta. Y está convencida de que su equipo puede hacer algo muy grande: "Veo muchas posibilidades, todas tenemos esa mentalidad. Vamos a la una a por ello".

La renovación con el Barça, un chute de energía

La presencia de Cata Coll en este Mundial ha sido la gran noticia en el año más duro de su carrera. Estuvo trece meses fuera por la 'maldita' lesión que temen todas las jugadoras, la rotura del ligamento cruzado anterior. Volvió a sentirse futbolista el 18 de marzo, contra el Valencia. Ahora se siente "al cien por cien, la rodilla me está respetando mucho". Y, explica, "trabajar la mente fue muy importante para seguir adelante". "Es una lesión con la que no estás muy estable. Un día estás muy bien y de repente estás muy mal. Eso te choca, porque quieres estar bien y hay días en los que no arrancas. Fue muy duro aceptar lo que me estaba pasando".

Un par de semanas antes de recibir el alta médica, el FC Barcelona anunció su renovación. "Tenía dudas de si quería renovar o no, porque, jolín, venía de un año duro y el Barça es el Barça. Pero cuando me dijeron 'te queremos renovar, te queremos aquí', fue un chute de energía, vi que apostaban por mí, que quieren que esté y eso significa algo... Ahora me toca trabajar para ello".