Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Los Warriors luchan contra su propia leyenda en la nueva temporada de la NBA

Los Celtics, finalistas hace un año, los Bucks y los renacidos Clippers se presentan como las amenazas más peligrosas del campeón | Las dudas se plantean en torno al rendimiento de los Nets, Sixers y Suns para erigirse como alternativas y en los Lakers para llegar a los ‘playoffs’

Stephen Curry levanta el trofeo de campeón de la NBA tras superar a los Celtics en la última final. EFE

Son muchas los interrogantes con los que se presenta la nueva temporada de la NBA y muy pocas las certezas, más allá de que los Golden State Warriors, los defensores del anillo, cuentan con muchos argumentos para extender su dominio, convertidos ya en una de las mejores dinastías de la historia de la Liga (cuatro títulos en las últimas ocho temporadas) pero también con algunas flaquezas que pueden poner fin a su trayectoria.

 Los Boston Celtics, finalistas hace un año, y los Milwaukee Bucks, con Giannis Antetokounmpo como firme aspirante a MVP, son los dos equipos que se alzan como las amenazas más peligrosas para el campeón, pero la cotización de Los Angeles Clippers se ha disparado con el regreso de los recuperados Kawhi Leonard y Paul George. La temporada en la que Lebron James puede convertirse en el máximo anotador de todos los tiempos (necesita 1.326 puntos para superar los 38.387 puntos de Kareem Abdul Jabbar) se presenta tambén con otros regresos sonados: Zion Williamson (New Orleans) o Jamal Murray (Denver), algún fichaje de primera línea como el de Rudy Gobert (Minnesota), Donovan Mitchell (Cleveland) o Dejounty Murray (Atlanta) y reserva la opción un premio gordo a aquellos equipos con el peor balance del año, la entrada en el próximo ‘draft’ del francés Victor Wenbanyama, un pívot de 18 años y 2,20, capaz de convertirse en un jugador diferencial en la próxima década.

 La crisis desatada por la pelea entre Draymond Green y Jordan Poole ha puesto en jaque a los Warriors. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto se habrá dañado la convivencia en el vestuario de los californianos donde su gran estrella, Stephen Curry, camina hacia los 35 años (los cumplirá en marzo del 2023) y cuya hambre de títulos puede estar saciada.

“Es la mayor crisis desde que soy entrenador. Es algo realmente serio”, admitió el técnico Steve Kerr sobre la pelea de sus dos jugadores para convenir que, tras muchas reuniones internas, se optó por reintegrar a Green en la disciplina de la plantilla y castigarle con una multa.

Green es una de las piezas fundamentales, junto a Curry y Klay Thompson, de los cuatro anillos de la franquicia. Pero Poole es el futuro y los Warriors acaban ampliar su contrato por cuatro años y 140 millones de dólares. La otra pieza para apuntalar el proyecto es Andrew Wiggins, renovado también por cuatro años y 110 millones, mientras la renovación de Green, que también se arrastra desde el verano, con una opción de ampliar un año más, parece encallada.

Seísmo en Boston

Los Celtics parecían en el camino de construir un proyecto ganador en torno a Jayson Tatum y Jaylen Brown y el nivel competitivo que demostraron el pasado verano ante los Warriors. Pero la suspensión de una temporada del técnico Ime Udoka por mantener una relación consentida con una compañera de trabajo ha supuesto un terremoto interno, y ha dado paso a un relevo en el banquillo, ahora en manos de su ayudante, Joe Mazzulla. Tiempos complicados para los Celtics, que han incorporado a otra pieza de lujo (Malcolm Brogdon).

Mucho más sólidas aparecen las opción de Bucks de Giannis Antetokounmpo, para muchos el jugador más desequilibrante del campeonato. La recuperación de Kris Middleton, que se perdió los ‘playoffs’ y de Brook López son el mejor respaldo de los Bucks, que mantienen en nómina a Serge Ibaka.

La vuelta de Kawhi Leonard, después de 15 meses ausente por una lesión de ligamentos en la rodilla derecha, y también de Paul George (de baja 51 partidos) han llegado a cotizar al alza las acciones de los Clippers, que a una nómina de lujo han añadido tres piezas de lujo: John Wall, Robert Covington y Norman Powell.

 Las incógnitas, en cambio, rodean el nivel del que serán capaces los Brookyln Nets, confirmada la continuidad de Kevin Durant y Kyrie Irving, sobre cuya salida no paró de especularse durante todo el verano, y listo para sumarse al proyecto a Ben Simmons. También el nivel competitivo de los Philadelphia 76ers de Joel Embiid si consiguen sumar la mejor versión de James Harden. Y los Phoenix Suns, dominadores de la fase regular del 2022 (64 victorias, 18 derrotas) si consiguen exprimir las ultimas esencias de Chris Paul, a sus 37 años.

Mucho más oscuro se presenta el panorama para los Lakers de LeBron James, que enfila los 38 años, que corre el peligro de quedarse de nuevo fuera de los ‘playoffs’. La incógnita de Russell Westbrook, a quien el club aún intenta traspasar, resta química la vestuario.

Seis españoles en la NBA más global

Seis serán los jugadores españoles que competirán esta temporada en la NBA. Ya son 21 consecutivas con al menos un jugador en la Liga, una cifra que llegó a la decena en la temporada 2017 y que se enmarca en una competición cada vez más globalizada, con un récord de 128 jugadores extranjeros procedentes de 42 países, 63 europeos.

Ricky Rubio afrontará su 13ª temporada tras firmar este verano por Cleveland, donde dejó un trabajo incompleto por una rotura de ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha. Su regreso no se espera antes de finales de año. A sus 31 años, tras dos lesiones graves en la misma rodilla, debe ser precavido. Tras la eclosión de Garland y de Mobley, los Cavs han incorporado a Donovan Mitchell para ganarse un puesto en la postemporada.

Igual de ambiciosa será la apuesta de Santi Aldama en los emergentes Grizzlies. En su segundo curso, el pívot canario ha gando peso y también centímetros (2,14) después de un intenso trabajo en la pretemporada, que le llevó a renunciar a la selección. La lesión de Jaren Jackson juega a su favor. «Es una buena oportunidad y me noto preparado. Más fuerte, más rápido», cuenta.

En su 14ª temporada, Serge Ibaka peleará por el segundo anillo de su carrera con los Bucks, aunque su papel , con 33 años, será complementario en una plantilla que con Antetokounmpo, Middleton y Holiday es candidato a todo.

Para Willy Hernangómez, a los 28 años, el tercer curso en New Orleans, debe ser el de la consolidación. Su título de MVP este verano con la selección en el Eurobasket es un refuerzo excepcional. "Espero que la confianza de este verano se traduzca en minutos". Más complicado será para su hermano Juancho, de 27 años, el año en los Raptors con un exceso de exteriores en Toronto (Siakam, Achiuwa, Scottie Barnes, Porter, Anunoby…).

También debe ser un año expansivo en Houston para Usman Garuba, 20 años, tra un primer curso marcado por las lesiones, en el que tuvo que pelear por minutos en el filial de la G League.

Compartir el artículo

stats