Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La apuesta de Luis Enrique

¿Por qué Gavi brilla más con España que con el Barça?

El centrocampista azulgrana se ha convertido en la estrella de España, con su rol de "jugador total", participando en defensa y en ataque

Gavi y Freuler, en una jugada del Suiza-España. EFE

Hace unos días Luis Enrique realizó unas declaraciones llamativas sobre Gavi: “Con él tengo la sensación de que es un gran desconocido para el fútbol español, incluso para el que lo tiene cerca. No solo corre, es que con balón tiene mucho peligro. Es un interior puro y tiene gol, ya lo veréis en el futuro”. El seleccionador, que apostó por Gavi cuando aún era un proyecto en el Barcelona, ha acertado. Lucho afirma llevar “años viendo vídeos de él. Cuando la gente lo ve jugar en el Barça, solo ve a un jugador defensivo. Es mucho más”.

Jugador total

El asturiano le pide, mejor dicho le exige, que sea un “jugador total”. Que participe en labores defensivas, pero también se sume al ataque. Fruto de ello llegó su primer gol con la selección en Praga. Cuando peor lo pasaba España, ante una Chequia encerrada y con el marcador en contra, el azulgrana apareció en el área, se cambió el balón de pie y le pegó abajo buscando la cepa del poste para marcar el empate. Gol que le convierte en el internacional más joven que marca con España. Gavi le madruga una semana a Ansu el registro dejándolo en 17 años y 304 días.

Una de las claves del paso adelante de Gavi en estos partidos es que ante la ausencia de PedriLuis Enrique le ha pedido más presencia en ataque. Una orden irreversible. Es decir, Lucho quiere que esa confianza que ha ganado ofensivamente la mantenga cuando regrese Pedri, quien conformará con Gavi y Busquets la medular de la selección en el Mundial. Porque Gavi tiene mucha más libertad en España que en el Barça. Al asturiano le enamoró su descaro y su agresividad, tanto defensiva como ofensiva. 

El seleccionador suizo, Murat Yakin, destaca la inteligencia del azulgrana: “Es increíble que con esa edad sea capaz de manejar así los conceptos del juego, asimilar tantas cosas con tan solo 17 años”. El único que relativiza la explosión de Gavi es su compañero Busquets, que pide tiempo: “No le veo las cosas que he visto en otros compañeros que he tenido. Todavía le falta mucho para entender el juego de posición que estamos intentando hacer y no sé si es porque no se lo han inculcado del todo o porque todavía es muy joven”.

El Gavi del Barça y el Gavi de la selección son el mismo jugador. Si se observan algunas diferencias, estas radican en el distinto contexto en el que juega, aunque el rol posicional que desempeña el futbolista suele ser el mismo: centrocampista interior, bien por la derecha o por la izquierda. En el Barça ha llegado a jugar incluso de extremo, tanto con Koeman como con Xavi.

Gavi parece brillar más de rojo que de azulgrana, aunque la campaña de su debut ha sido extraordinaria. Con 17 años, y tras debutar en la tercera jornada, ha sido capaz de disputar 45 los 53 partidos oficiales. Ha sido el cuarto de la plantilla en partidos, solo superado por Ter Stegen, Busquets Frenkie de Jong, y séptimo en minutos: Piqué, Araujo Alba sumaron más. Los números hablan de un altísimo rendimiento sostenido de Gavi.

El juego del Barça y de la selección difieren en algunos de sus mecanismos internos de funcionamiento y también por las peculiaridades de los rivales. Los que se enfrentan al Barça suelen ser más defensivos, con lo que existen menos espacios. Gavi habita en las zonas más densas del campo y ve reducido su brillo. No solo él. Cualquier jugador tiene más problemas sin espacios para moverse y sin tiempo para decidir por el acoso del adversario.

Mirar antes de recibir

Una de las recomendaciones habituales de Xavi Gavi es que mire siempre, constantemente, antes de recibir el balón para saber dónde está el compañero y dónde está el rival para elegir la mejor opción; que mire para detectar el espacio libre y no acudir a una zona a la que debe desplazarse un compañero; que mire para anticiparse a la presión y cometer menos faltas y recibir menos, también; que mire para no estar a la misma altura de otro jugador o en la misma línea de pase.

La habilidad en el manejo del balón, el control en la recepción, la conducción en carrera y su cambio de ritmo convierten a Gavi en un jugador excepcional para su edad. Luis Enrique atrajo para sí toda la presión cuando le hizo debutar, convirtiéndole en el más joven de la historia de la selección. Con el Barça toca rendir al máximo nivel de exigencia cada cuatro días. El desafío de Xavi ahora es ver al Gavi de la selección de azulgrana. 

Compartir el artículo

stats