Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ibiza Club de Campo cumple 50 años mirando al futuro

La entidad deportiva y social de Sant Jordi celebra este sábado sus bodas de plata con reformas en marcha

Vista aérea de la piscina y las pistas de tenis del Ibiza Club de Campo, situado en la zona de sa Carroca, en Sant Jordi. | ICC

El Ibiza Club de Campo cumple 50 años. El espacio deportivo construido a comienzos de los 70 por el impulso de José Cruz Carrasco en las inmediaciones de sa Carroca, Sant Jordi, se ha convertido con el paso de los años en un referente para el mundo de la raqueta y en punto de encuentro para multitud de jugadores y familias. Más de 15.000 metros cuadrados de terreno dan vida a un amplio espacio deportivo y social que dispone de seis pistas de tenis (5 de tierra batida y una pista de quick), una pista multijuegos para fútbol sala y tenis hierba, un frontón y una pista de mini tenis, una piscina semiolímpica al aire libre y un gimnasio con múltiples máquinas. Desde hace unos años, el mítico ICC amplió sus fronteras dando espacio al club Ibiza Pádel Indoor (con una gestión independiente) que dispone de 13 pistas homologadas de pádel, siete exteriores y seis interiores.

La remodelación de las instalaciones exteriores y el proyecto de reforma interior para el edificio principal completan la propuesta del club de campo para sus bodas de plata, que celebran este sábado con una gran fiesta a partir de las 20 horas a la que están invitadas autoridades locales, socios, amigos y, en general, personas que han formado parte de su historia.

La gerente del ICC, Patricia Torres, reconoce que se sienten «orgullosos» de soplar las 50 velas de una entidad que «ha sido una montaña rusa durante toda su vida» pero que mira con renovadas fuerzas el futuro. «Para los tiempos que corren, pocas empresas pueden decir que cumplen 50 años. Hemos vivido momentos muy críticos, momentos de gloria, y ahora estamos en la curva ascendente. Somos socios de toda la vida, pero nos hemos tomado con especial cariño este año con un buen lavado de cara», explica Patricia Torres sobre las reformas ejecutadas en las pistas de tenis, la piscina y los jardines del complejo.

Proyectos en marcha

«Tenemos un proyecto muy bonito a corto plazo de remodelar la zona interior. Estamos potenciando la parte social, con un calendario cultural, para devolverle al ICC ese esplendor tras años de decadencia, para ser un punto de referencia en la sociedad ibicenca», subraya la gerente del club, que en apenas ocho meses ha pasado de tener 70 socios a 160. «La gente disfruta mucho de las instalaciones. El club de campo es un coche viejo y después de centrarnos en el exterior, vamos al interior del edificio. Queremos mantener su fisonomía ‘vintage’ pero hacer más agradable la zona del restaurante y acoger eventos musicales y culturales», detalla.

En una segunda fase, el año que viene, tienen previsto redistribuir espacios y adaptar los accesos a personas con movilidad reducida, dotar al club de una zona infantil y ampliar el gimnasio.

«Queremos que quede un club bonito», resume Patricia Torres, que se muestra «encantada» con la gran asistencia (unos 150 inscritos más niños) prevista para la celebración de este sábado por el 50 aniversario de la entidad. Un torneo de tenis que ha tenido una gran acogida completa las actividades programadas para la ocasión.

Compartir el artículo

stats