Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ibiza sigue peleada con el gol

Los celestes jugaron uno de sus partidos más planos y foscos de la temporada y encadenan cuatro jornadas sin ganar y sin marcar

El guardameta de la UD Ibiza Germán Parreño bloca un balón aéreo en un lance del encuentro disputado ayer en Lugo. | LALIGA

El gol no fue lo único que se le resistió ayer a la UD Ibiza en su visita al estadio lucense de Anxo Carro. El equipo ibicenco, que firmó sus novenas tablas en 19 jornadas, apenas generó ocasiones en un encuentro plomizo y deslucido frente al CD Lugo (0-0). Los celestes jugaron uno de sus partidos más planos y foscos de la temporada y encadenan cuatro jornadas sin ganar y sin marcar en Segunda.

El central Juan ibiza despeja un balón de cabeza.

Carcedo introdujo varias novedades respecto a la última derrota en casa ante la Ponferradina. Pensando en un fútbol más directo, el riojano devolvió la titularidad a Castel y alineó como centrales a Gálvez y Juan Ibiza, con Nono, Herrera y Bogusz en la segunda línea del ataque. Además, Escobar fue el escogido para suplir en el lateral zurdo al sancionado Morillas.

Después de un inicio poco fluido por parte de ambos equipos, Carrillo protagonizó a los 12 minutos la primera gran ocasión tras controlar de manera formidable un balón en el área pequeña. La zaga celeste reaccionó a tiempo para despejar a córner, tras el cual Lebedenko enganchó un potente disparo desde la frontal del área que repelió in extremis Manu Molina. Los de Carcedo no titubearon y lanzaron rápidos contragolpes propiciados por el binomio presión y robo.

9 Empates cosechados por los celestes en 19 jornadas

La UD Ibiza sigue abonada al empate. Ya son nueve en las 19 jornadas disputadas. El equipo ibicenco dejó su portería a cero para salvar un punto en Lugo, pero encadenó su cuarto partido sin ver portería. Los de Carcedo solo han marcado un gol en las seis últimas jornadas.

El partido se estaba animando y tras una buena transición del Lugo fue Juanpe el que enganchó un derechazo ajustado que despejó Germán a mano cambiada. Apretaba el cuadro lucense, que a la media hora de encuentro ya había gozado de ocho saques de esquina. Con todo, la formación celeste estaba rindiendo bastante mejor en labores defensivas que con el balón el pies.

Imprecisos en las combinaciones y desubicados en el campo, los de Carcedo apenas ofrecieron argumentos ofensivos en la primera parte. Solo un error del Lugo en una acción aislada permitió que Castel montara un fugaz contraataque que murió en las botas de Bogusz cuando porfiaba en el área con el último defensor (min. 35).

Poco antes del descanso, Juan Ibiza sacó una pierna salvadora al remate de Gerard tras marcharse con calidad de Escobar por el vértice del área visitante. Empate y gracias para un Ibiza que necesitaba reaccionar tras el paso por vestuarios si quería sacar algo del estadio Anxo Carro.

Segunda parte de ida y vuelta

Una de las modificaciones de Carcedo para intentar mejorar las transiciones en ataque fue cambiar de banda a Nono y Bogusz, que regresaba al perfil zurdo para jugar como habitualmente a pierna cambiada. Pero la primera acción polémica llegó en el área de Germán, cuando Álex Gálvez atropelló a Chris Ramos con el balón por medio para evitar el remate del goleador de los gallegos. Al contrario que en jornadas anteriores, ni el colegiado ni el VAR apreciaron penalti en contra de los celestes.

La UD Ibiza tenía muchos problemas para progresar, incómoda ante la presión del conjunto gallego, pero en una cabalgada de Herrera a los 55 minutos tuvo su mejor opción de anotar. El ex del Lugo recortó dentro del área y cedió para la llegada de Castel, cuyo disparo ajustado desde la frontal del área se marchó a centímetros del poste derecho del meta Óscar.

Enfrente, Gerard Valentín estaba sembrando el caos por banda derecha. De sus botas nació una gran ocasión tras caracolear en el área y servir un pase de la muerte que mandó a las nubes Ricard Sánchez (min. 64).

La estrategia también era una herramienta eficaz y el equipo pitiuso la intentó explotar con varios envíos de peligro; uno de ellos lo cabeceó Juan Ibiza desviado y otro acabó en un testarazo de Herrera en el primer palo que se marchó a un palmo del travesaño. El duelo entre rivales directos estaba en el aire.

Davo y Miki Villar saltaron como revulsivos para el cuarto de hora final, justo antes de una clarísima opción de marcar para el Lugo, en un cabezazo de Señé que acarició el poste tras una peinada en el área que no lograron rechazar ni Gálvez ni Fran Grima.

Gerard Valentín protagonizó otra excelente acción ofensiva, con talento y velocidad, que finalizó con un centro chut que se acabó escupido por el travesaño. Fue el último esfuerzo por mover el marcador de un empate gris y sin brillo que Carcedo dio por bueno. Prueba de ello fue introducir a Pape Diop y a Javi Vázquez cumplido el 90 de juego.

Compartir el artículo

stats