Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - DH Plata

El HC Ibiza sufre en Málaga su tercera derrota seguida

29-24. Los ibicencos remontan siete goles tras un pésima primera parte, pero pagan el esfuerzo al final y prolongan sus malos resultados

Un ataque del Málaga ante el HC Eivissa, ayer. | TROPS MÁLAGA

La UD Ibiza-HC Ibiza encajó ayer en Málaga su tercera derrota consecutiva (29-24) y se sitúa en la quinta posición del grupo B de División de Honor Plata tras caer con el nuevo líder de la competición.

Salió dormido el equipo ibicenco, pagando quizás la resaca de los intensos acontecimientos vividos la pasada semana, con la agónica derrota en casa frente al Barça B y el histórico emparejamiento en la Copa del Rey con el Benidorm de Asobal. El caso es que los de Geno Tilves no estuvieron nada cómodos sobre la pista del Colegio los Olivos de Málaga, muy imprecisos en ataque y algo más frágiles de lo habitual en defensa.

El 3-0 inicial hacía presagiar un primer tiempo adverso para los visitantes y, aunque un tanto de Vicente Sancho los acercó hasta el 9-7, la locomotora malagueña pasó por encima de un desconectado Ibiza, que se marchó al descanso con un contundente 15-8 en contra tras encajar un parcial de 6-1.

Tilves debió sacudir el ánimo y la actitud de sus pupilos en el vestuario, pues el HC Ibiza recuperó la casta y apeló a la mística que siempre le acompaña para iniciar una remontada frenética hasta situarse 19-19 en poco más de un cuarto de hora. Hecho lo más complicado, tocaba gestionar la recta final con idénticas dosis de acierto en ataque y solidez defensiva. Pero no resistió. El cuadro ibicenco pagó el esfuerzo y acabó cediendo en los instantes finales ante el mayor poder anotador de los malacitanos, entre quienes destacó Álvaro Armada con ocho dianas. Un gol del joven Alberto Luis Sanz para los celestes cerró el definitivo 29-24, que supone la tercera derrota consecutiva del bloque ibicenco.

Compartir el artículo

stats