Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Auster reivindica en su vuelta la figura del héroe local olvidado

Auster se interna en el relato biográfico en ‘La llama inmortal de Stephen Crane’ para rescatar la figura de este escritor y periodista, protagonista de una corta vida de leyendas y aventuras que le dieron un gran reconocimiento, hoy apenas recordado

Paul Auster

Paul Auster la opinión

El escritor y periodista estadounidense Stephen Crane murió en 1900 a la edad de 28 años, víctima de la tuberculosis. En su corta e intensa vida, este precursor escribió una obra maestra, ‘La roja insignia del valor’, una novela bélica ambientada en la Guerra Civil estadounidense, así como otras novelas, cuentos y crónicas del frente de dos guerras, una de ellas la hispano cubana. Su vida aventurera lo llevó al Salvaje Oeste, México, luego a Cuba, sufriendo un naufragio en su camino a casa.

Crane fue protagonista de una vida fulgurante e intensa, marcada por el arrojo y la innovación. La breve vida de Crane se enmarca en el último cuarto del siglo XIX, un periodo lleno de cambios profundos en el mundo y en Estados Unidos, que atravesó una transformación estructural de calado en la que pasó de la América del salvaje Oeste a la de Rockfeller.

Es también la edad de oro de la prensa, que Stephen Crane impulsó con sus importantes trabajos en los dos principales periódicos de Nueva York.

La vida y la trayectoria de Crane le debieron convertir en un mito, en un país falto de héroes, pero nunca terminó de alcanzar ese pedestal. Su vida y su obra han pasado por periodos de gran reconocimiento a otros de casi olvido.

Rescatar a Crane del olvido, devolverle el insigne lugar que siempre mereció en las letras americanas y sellar su condición de héroe y leyenda del pueblo americano, es la pretensión de su compatriota Paul Auster que, tras más de dos años de intensa investigación, ha concebido, ‘La llama inmortal de Stephen Crane’, una obra ambiciosa y de importantes pretensiones donde Auster, un apasionado de Crane, persigue el objetivo de recuperar su relevancia, en especial entre sus compatriotas, ese americano medio deseoso de airear con orgullo a sus superhombres de carne y hueso.

Rescatar a Crane del olvido, devolverle al lugar que merece en las letras de EEUU es la gran pretensión de Auster

decoration

En sus más de mil páginas, Auster nos relata la vida y la obra de Stephan Crane, pero desde una perspectiva muy personal, dándole su propia idiosincrasia sobre la forma de concebir la biografía de un gran personaje.

Regresa así Paul Auster, convertido en una mezcla de sí mismo. El escritor de Brooklyn ha tomado las características esenciales de su abundante y diversa obra para adentrarse por primera vez en el género biográfico y crear una novela extensa que se convierte en la suma de todo aquello que le define como escritor.

En ‘La llama inmortal de Stephan Crane’, Paul Auster se descubre como un literato polifacético, que con el bagaje de su larga trayectoria literaria, está dispuesto a probar nuevas experiencias –en este caso una biografía-. Y también como un escritor que sabe hacer literatura de las historias más diversas; no sólo de personajes anónimos, o de perdedores, como en muchas de sus relatos anteriores, sino también de héroes semi olvidados y redescubrirlo a sus paisanos. Con ello, con su narrativa de claroscuro, pero ágil y precisa , impecable en su habitual uso preciso de las palabras, Auster define a la perfección la nueva literatura estadounidense.

Portada del libro

Portada del libro

La llama inmortal de Stephen Crane

Paul Auster

Editorial Seix Barral

Traducción: Benito Gómez Ibáñez  

Precio 24,90€

‘La llama inmortal de Stephen Crane’ es ambiciosa y tiene sus excesos. Auster opta por la acumulación exhaustiva, emprende un increíble ejercicio de memoria e imaginación y se interna en páginas de inaudito detallismo a riesgo de extenuar al lector. Aquí se nota la diferencia entre su gran carrera literaria basada en imaginar sin freno y esta otra que debe atenerse a reconducir a una personalidad con sus elementos esenciales a las estrechas páginas de un libro. El libro es un intento, a veces exitoso y otras no tanto, de recomponer con todo detalle los múltiples y contradictorios procesos de formación de una personalidad como Stephen Crane y situándolo en el escenario social de su tiempo y los cambios que se produjeron.

Sin embargo, su destreza para indagar en eso que llaman el alma humana y en la pulsión de los espíritus salva de manera apreciable esta biografía y lo convierten en un apasionante libro.

Compartir el artículo

stats