Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de la vivienda balear ya roza el máximo de la burbuja inmobiliaria

TINSA lo sitúa en los 2.592 euros el metro cuadrado de media y queda solo un 5,2% por debajo del récord histórico

Viviendas en Ibiza. Vicent Marí

El precio medio de la vivienda nueva y usada de Baleares ha subido durante el último año un 6,8% hasta situarse en los 2.592 euros el metro cuadrado, según el informe publicado por la sociedad de tasación TINSA. Este último dato es especialmente relevante por un doble motivo. El primero es que es el segundo valor más elevado de España, solo superado por Madrid con sus 2.811 euros. Ni siguiera Cataluña (2.113 euros) o el País Vasco (2.278 euros) se enfrentan a un problema tan grave de acceso a una residencia. Pero el segundo factor es igualmente significativo, y es que las islas son la autonomía cuyos precios se encuentran ya más cerca de los máximos históricos registrados durante la ‘burbuja inmobiliaria’. Concretamente, los valores actuales del archipiélago son solo un 5,2% inferiores a los que se llegaron a pagar antes de la crisis de 2008, una situación única en el conjunto del país, porque el segundo lugar lo ocupa la comunidad madrileña, y allí el valor medio actual sigue siendo un 14% inferior a esos máximos históricos. Con una diferencia adicional: los salarios medios del archipiélago son apreciablemente inferiores a los de esta última autonomía.

Por lo que respecta a la evolución del precio durante el último año, esa subida balear de un 6,8%, ha pasado a ser algo más suave que la del conjunto de España, de un 8,2%, y queda a apreciable distancia del alza del 12,1% de Madrid y del 10,4% de Aragón. Los encarecimientos más moderados han sido los de Canarias, con un 2,2% y Cantabria con un 2,8%.

Pero como se ha indicado, los 2.592 euros por metro cuadrado que se pagan de media en Baleares (hay que recordar que agrupan tanto a las residencias de nueva edificación como a las de segunda mano) reflejan los problemas que los residentes en las islas tienen para acceder a un inmueble.

Este hecho es destacado por TINSA, al poner de relieve que las islas viven la situación «mas extrema», dado que «una comprador local destinaría más de la mitad de su renta disponible (53%) al pago de la cuota hipotecaria». Como ejemplo, en Madrid ese porcentaje es de un 37,4%.

En contraposición con el archipiélago, en Extremadura se paga una media de 871 euros el metro cuadrado, es decir, por el precio de una casa en las islas se pueden adquirir tres en esta última autonomía; en Castilla-La Mancha ese valor es de 926 euros; y en La Rioja se cifra en 1.032.

Como se ha indicado, el precio medio de Baleares se acerca ya al que se pagaba en los años del boom del ladrillo, siendo solo un 5,2% inferior al mismo, una situación que no se da en ninguna otra comunidad autónoma

Además de la referencia antes señalada de Madrid, hay que señalar también que en Cataluña el valor actual sigue siendo un 26,8% inferior al del máximo histórico, en el País Vasco queda un 27,6% por debajo, mientras que en la Comunidad Valenciana esa diferencia sigue siendo de un 34,3%. Castilla-La Mancha muestra la reducción más abultada, de un 43%.

Compartir el artículo

stats