La Dirección General de Tráfico (DGT) ha abordado una de las preguntas más frecuentes de los conductores: ¿cuántas cervezas se pueden consumir antes de dar positivo en un control de alcoholemia? Sin embargo, la respuesta no es tan simple como se podría pensar. La DGT señala que existen numerosos factores individuales que influyen en cómo se metaboliza el alcohol en cada persona, como el peso, la altura, el sexo, la edad, el estado de salud y la ingesta de alimentos.