Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seguridad

Sant Antoni refuerza la vigilancia para controlar el aforo de Cala Saladeta

La barrera instalada para cerrar el camino desde Cala Salada es ignorada por los bañistas al no haber ningún vigilante en ese punto El Ayuntamiento destina desde esta semana un controlador para informar de que el acceso queda restringido cuando se sobrepasa el aforo

La Policía Local de San Antoni tuvo que acudir ayer por la mañana a Cala Saladeta, después de que los bañistas sobrepasaran el aforo permitido, para restringir el acceso desde la vecina Cala Salada. Esta misma situación se produjo el viernes pasado y, según los testimonios y vídeos aportados a este diario, los bañistas vulneran de manera sistemática la barrera que se instala para impedir el paso cuando se supera el número de bañistas autorizados por los protocolos de Emergencias.

Compartir el artículo

stats