Hay un aspecto de nuestro físico que a menudo nos hace sentir inseguros. Es la barriga, que caracteriza a la mayoría de las mujeres. A pesar de que es la norma, nos esforzamos por librarnos de ella. Probamos dietas de todo tipo, o incluso una actividad física agotadora. Sin embargo, a veces, la barriga o el vientre hinchado salen a la luz a pesar de todos nuestros esfuerzos.

En estas ocasiones, en lugar de desesperarnos, podemos intentar ocultar nuestra inseguridad. En este ámbito, la ropa será nuestra mejor aliada. Si seguimos estos consejos, ya no tendremos que recurrir a las prendas de gran tamaño y poco favorecedoras. Podremos estar a la moda, pero también ocultar lo que más nos preocupa.

En primer lugar, debemos entender que tener el vientre hinchado es algo que afecta incluso a las personas más deportistas. De hecho, las causas de un vientre prominente pueden ser variadas y no siempre dependen de un estilo de vida poco saludable. Por eso, no hay que desanimarse, pero en los días malos hay que seguir algunos consejos de moda.

La primera es elegir prendas que resalten el busto. De este modo, cambiaremos el enfoque de la parte inferior del abdomen a la parte superior del torso. Por ello, elegimos corpiños decorados y coloridos, preferiblemente ajustados sobre el busto. La falda debe ser absolutamente de cintura alta. Entre los mejores vestidos están los de corte imperio y los midi.

El chemisier, perfecto para un look de oficina

Otro tipo de vestido perfecto para disimular la barriga es el chemisier, es decir, el que se asemeja a una camisa. Elige una que sea ajustada bajo el busto con un cinturón, para disimular la forma del vientre. Este look es perfecto para el trabajo, pero también para una salida con amigos. Zara dispone de diferentes modelos, entre ellos, un vestido corto de cuello solapa con escote pico y manga larga. Detalle de cintura elástica con frunces y cinturón a tono con hebilla dorada. Cierre frontal con botones dorados con relieve, que puedes conseguir por menos de 30 euros.

Vestido Zara Zara

El último de los 3 vestidos para disimular la barriga es sin duda el vestido trapecio. Siempre preferimos uno de cintura alta o ajustado bajo el busto, a ser posible con una falda que baje en forma de campana. En este caso, de hecho, la barriga quedará naturalmente camuflada por la anchura del vestido. Además, este tipo de vestido es perfecto para cualquier ocasión, especialmente fiestas o cenas.

Algunos consejos más para disimular la barriga

Si no queremos llevar un vestido, entonces damos importancia a las piernas. Optamos por pantalones ajustados o faldas de cintura alta. En ambos casos el foco de atención se desplazará del vientre a la parte inferior de nuestro cuerpo. De este modo, también podríamos llevar jerseys de gran tamaño, sin sacrificar la moda. También podemos enfatizar nuestro escote con accesorios llamativos y coloridos, para que la barriga no sea el centro de atención.