El gazpacho que puedes preparar en 10 minutos y del que todo el mundo alaba su sabor

Esta sencilla elaboración solo requiere cinco ingredientes

El gazpacho que puedes preparar en 10 minutos y del que todo el mundo alaba su sabor

El gazpacho que puedes preparar en 10 minutos y del que todo el mundo alaba su sabor

B. Z. C.

Las prisas no son buenas, salvo cuando se trata de cocinar. Y es que precisamente el tiempo es uno de los principales obstáculos que se encuentran en la cocina. Las jornadas laborales y las obligaciones familiares hacen que en muchas ocasiones se opte por platos precocinados o extremadamente sencillos, como el arroz y la pasta, para comer. Ahora, con la llegada del calor, una plato ideal para combatir las altas temperaturas y comer sano, es el gazpacho. En esta sencilla receta se desvela cómo prepararlo en menos de diez minutos.

Se necesitan los siguientes ingredientes: siete tomates, un pimiento rojo, pepino, ajo, aceite de oliva, vinagre (preferiblemente de Jerez) y sal.

Los paso de la elaboración son muy sencillos: Se lavan y se cortan los tomates en trozos. Se reservan en un bol grande. Se pelan los pepinos y se cortan en trozos generosos. Se reservan junto a los tomates. El pimiento, lo mismo, se lava y se corta. Se pela un diente de ajo y se incorpora. También un chorro de aceite, otro de vinagre y la sal. También una taza de agua fría. A ser posible de la nevera.

Una vez tenemos todos los ingredientes en un bol o una olla, se deben triturar con una batidora. Si se prefiere que el gazpacho tenga una textura más ligera, parecida a una sopa, debe agregársele más agua durante el triturado. Rectificar de sal y conservar en la nevera hasta justo antes de servir.

Otro ingrediente muy habitual es añadirle pan duro de hogaza al gazpacho antes de triturarlo todo. También se le pueden añadir especias como el comino, que empasta perfectamente con los sabores de las verduras. También hay quien le echa un cuarto de cebolla a la elaboración.

Hay también quien gusta de innovar con los gazpachos. De hecho, hoy en día no solo se hace de tomate. También son frecuentes los gazpachos en los que el ingrediente principal son las fresas, el melocotón o incluso el kiwi. En estos casos suelen utilizarse los ingredientes ya citados añadiendo la fruta. La idea es que, pese a llevar fruta, que contiene azúcar, éste sea un plato salado, por lo que no se prescinde ni de la sal, ni del ajo, ni de ningún otro ingrediente.

A la hora de servir es también frecuente hacerlo junto a unos cubitos de hielo, para tratar de conservarlo lo más frío posible.