Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ibiza cae en el descuento en el debut de Alcaraz en Zaragoza

2-1. El conjunto maño remonta en la segunda parte a los celestes, que acumulan 10 jornadas sin conocer la victoria y se hunden en la tabla

Jugadores de la UD Ibiza se lamentan tras una ocasión. LaLiga

La UD Ibiza se asoma al abismo del descenso tras encajar una nueva derrota esta tarde en La Romareda (1-2), resultado que hunde un poco más en el fondo de la tabla al conjunto ibicenco tras encadenar 10 jornadas sin ganar. El debut de Lucas Alcaraz en el banquillo celeste tampoco ha servido de revulsivo y los ibicencos han visto cómo el Zaragoza culminaba la remontada en el descuento de un partido que había comenzado ganando la UD Ibiza gracias a un tanto de Juan Ibiza en la primera parte. Jari empató de cabeza en el ecuador del segundo episodio y Bermejo, en el tiempo de prolongación, asestó el golpe definitivo a un Ibiza que no levanta cabeza.

Alcaraz sorprendió con tres novedades en el once inicial, una de ellas obligada por la baja de última hora de Cristian Herrera por unas molestias físicas. Formó el técnico granadino con un dibujo 4-4-2, con Álvaro García en el lateral izquierdo y Javi Vázquez por delante en el interior, incorporando a Suleiman en banda derecha y con Ekain y Darío Poveda formando dupla de ataque.

Sin embargo, los primeros minutos fueron de claro dominio zaragocista.

Un pase desacertado de Darío nada más comenzar propició un rápido contragolpe conducido por Giuliano Simeone que, tras marcharse de Martín por velocidad, cedió atrás para la llegada de Francho. La zaga despejó a córner y los maños gozaron de cuatro saques de esquina continuados que no lograron materializar. La salida fulgurante del equipo local cogió dormida a una UD Ibiza que tuvo a los 6 minutos la ocasión de marcar tras un robo en ataque de Darío, pero el valenciano no acertó con el último pase para dejar completamente solo a Ekain ante el portero Ratón. El balón se marchó a córner y Coke cabeceó forzado por encima del travesaño.

El Ibiza de Alcaraz renunció a la posesión y se preocupó de defender con orden y rigor táctico para intentar evitar desajustes y sorprender a la contra a su rival. Pero la presión en bloque bajo hacía que el juego se desarrollara en su propio campo y, a los 15 minutos, Fuzato palmeó con acierto a córner un potente disparo de Francho tras una nueva transición de los de Fran Escribá.

Los celestes no querían complicarse la vida, pero regalaban con demasiada facilidad el balón a un Zaragoza que achuchado por su afición insistía en buscar el marco ibicenco. Aunque con escasa claridad.

Mientras tanto, la producción de fútbol de los isleños era nula –no están para muchas florituras– pero al filo de la media hora de juego se produjo una acción polémica contra sus intereses. Ekain prolongó un balón en largo que dejó en ventaja a Suleiman, pero tras plantarse en el área fue derribado por Nieto sin que el colegiado ni el VAR apreciasen penalti. La acción, que pudo llegar precedida de fuera de juego, fue casi idéntica a la protagonizada el pasado lunes por Goldar frente al Andorra. Entonces sí se decretó pena máxima.

Pero si existe la justicia divina, esta se presentó en forma de gol un par de minutos después para llenar de esperanza al colista. Javi Vázquez botó con tensión y peligro un saque de esquina, Martín cruzó el balón de cabeza y Juan Ibiza se elevó por encima de todos para remacharlo a la red en el poste contrario (0-1, min. 33).

El giro de guion pudo ser aún más abrupto cuando un centro raso de Ekain se paseó por el área pequeña sin encontrar rematador ni defensor que lo despejara. Pudo ser el 0-2. La Romareda comenzó a desesperarse con su equipo y se cebó especialmente con el guardameta Ratón hasta el descanso, al que se llegó con ventaja para los de Alcaraz.

Segunda parte

De nuevo a balón parado pudo encarrilar la victoria el equipo isleño tras un derechazo de Suleiman repelido y tres córners consecutivos nada más comenzar el segundo episodio. En el último, Ratón salvó el remate de Martín a bocajarro. También en la estrategia se notaba la mano de Alcaraz, que retocó la medular para sustituir a un desacertado Azeez por Kevin Appin.

Después fue Fuzato el que evitó males mayores cuando Giuliano cogió la espalda de la defensa gracias a su punta de velocidad. El partido estaba mucho más abierto y el nuevo preparador celeste no tardó en refrescar su ataque dando entrada a Sergio Castel por Darío Poveda. El punta madrileño estrelló un balón inverosímil por el exterior de la cruceta, casi sin ángulo, en una acción aislada de los celestes, más cómodos sobre el césped que en la primera mitad.

Escribá metió al exceleste Manu Molina y al atacante Gueye a los 60 minutos buscando nuevas vías de ataque y el Zaragoza se desplegó con decisión a por el empate. Lo pudo encontrar en el 66' en un disparo de Francho que desvió Martín hacia su portería, saliendo muy cerca del poste. Y en el córner siguiente encontró premio el Zaragoza con un cabezazo inapelable del central Jair tras recibir Vada con ventaja en banda (1-1, min. 68). En la acción previa al saque de esquina había entrado al campo Nolito por Javi Vázquez –instigado por el colegiado– pese a la oposición de Alcaraz.

En el tramo final apretó el cuadro maño ante un Ibiza bien plantado en defensa, sólido en la presión pero espeso en la transición ofensiva. La falta de tensión defensiva en los minutos finales acabó condenando a los celestes, que vieron cómo una asistencia por bajo de Eugeni la aprovechó Bermejo para enviar al balón con suspense junto al poste izquierdo de Fuzato (2-1, min. 91). 

Compartir el artículo

stats