Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Ibiza: Alcaraz, ante el reto de su cuarta salvación

El objetivo celeste hasta Navidad pasa por sumar al menos 9 de los 12 puntos

Lucas Alcaraz se dirige a sus futbolistas durante su primer entrenamiento en Can Misses. UD IBIZA

Lucas Alcaraz ha sido el escogido por la UD Ibiza para tratar de levantar el ánimo y mejorar el rendimiento del conjunto ibicenco, sumido en una grave crisis deportiva tras encadenar nueve jornadas sin conocer la victoria en LaLiga SmartBank. La elección del veterano preparador granadino entre la corta nómina de técnicos disponibles a estas alturas de competición responde a diversos factores, entre los que destaca su determinante aportación para salvar a tres equipos que, como ahora el ibicenco, parecían condenados a perder la categoría.

Alcaraz presenta una inagotable lista de proyectos en su currículo en los banquillos, que comenzó el año 1995 al mando de su Granada natal. Aunque fue en el Recreativo de Huelva donde gestó sus primeros éxitos a partir del año 2000 con el ascenso a Primera División y un subcampeonato en la Copa del Rey.

Durante la década siguiente pasó por importantes clubes del fútbol profesional como el Racing de Santander, Xerez, Real Murcia, Córdoba o Almería antes de regresar en 2013 al Granada tras una breve experiencia en el fútbol griego con el Aris Salónica.

De vuelta a su ciudad de origen cogió al equipo nazarí en enero de 2013 en una situación comprometida y consiguió salvarlo del descenso a Segunda a falta de una jornada para el final de la Liga. En mayo del año siguiente, después de conseguir la permanencia por segunda temporada consecutiva, anunció que no continuaría en el banquillo nazarí y en octubre de ese año fue contratado como nuevo técnico del Levante para rescatar al conjunto valenciano de los puestos de descenso, obteniendo de nuevo la permanencia a falta de una jornada para la conclusión del campeonato.

Alcaraz siguió bregando en diferentes clubes incluso por la selección de Argelia antes de coger las riendas del Albacete Balompié en febrero de 2020, en una situación delicada como la que hoy vive la UD Ibiza. Como recordó el propio Alcaraz este martes durante su presentación en el Palladium Can Misses, logró la permanencia del equipo manchego en el último minuto del último partido que le enfrentó al Cádiz gracias al gol de Maikel Mesa (0-1), habiendo sumado 24 puntos en 16 jornadas.

A esta condición de ‘salvavidas’ se aferra la UD Ibiza de Amadeo Salvo en la contratación del preparador andaluz de 56 años, que debutará este sábado en La Romareda (16.15 horas) ante uno de los numerosos clubes a los que ha entrenado como el Real Zaragoza.

Enfatizar en la presión

Alcaraz dirigió ayer su segundo entrenamiento como entrenador celeste en una intensa sesión celebrada en Can Misses-3. Uno de los aspectos en los que hizo hincapié fue en la presión defensiva del equipo, implicando a todos los futbolistas encimando a modo de acordeón y con las líneas juntas para evitar los graves desajustes que están descosiendo al equipo jornada tras jornada. Alcaraz centró buena parte del entrenamiento en el apartado defensivo en una jornada en la que Nolito y Álex Gálvez trabajaron al margen del grupo.

El objetivo que se ha marcado el club es llegar con vida al final de la primera vuelta, para la que restan cuatro partidos ante rivales de la zona media baja: Zaragoza (16º), Racing Club (17º), Málaga CF (21º) y Albacete Balompié (9º). La misión no es otra que sumar los máximos puntos posibles aunque nueve -es decir, tres victorias- mantendrían al bloque ibicenco a flote con 21 puntos, algo menos de la mitad de los necesarios para afrontar con esperanzas la segunda vuelta de la competición.

Compartir el artículo

stats