Hace unas semanas la revista Lecturas publicaba en exclusiva que Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau han decidido poner punto y final a su historia de amor.

durante los días posteriores  la artista ha hecho gala de su educación y ha aguantado el tipo ante todos los medios de comunicación en uno de los días más complicados tras hacerse público -aunque ella no ha querido confirmar ni desmentir- su ruptura sentimental con Miguel.

La joven también ha acudido a una fiesta de Vogue Spain donde ha lanzado un 'grito de socorro'. "No me grabéis en casa porqué está empezando a venir mucha gente a las tres de la mañana hombres, a las cuatro de la mañana. Yo estoy sola y paso mucho miedo", se sinceraba la cantante con todo el respeto a los periodistas. Sin embargo, ellos insistían en preguntar sobre su ruptura obviando sus palabras, una situación que ha sido bastante criticada en las redes.

"Una chavala de 23 años suplica a la prensa que no hagan fotos de su casa porque hay tíos que identifican la zona y merodean por allí de madrugada. Respuesta de una reportera: "Para que no te persigamos tendrás que respondernos". Una extorsión en toda regla. Menudos buitres". "Como puede una chica a la que están jodiendo tanto ser tan respetuosa con las personas que la están jodiendo. Lo peor es que les va a dar igual y lo van a seguir haciendo", declaraba otro usuario.

Las críticas de los usuarios han vuelto hoy después de que una conocida revista titulase en portada un reportaje en exclusiva en el que mostraba "todos los detalles" de la casa de Aitana, después de que ella pididera por favor que los periodistas no dijeran nada.