"Estoy en busca y captura, una vez más. ¿Cómo se vive así?". Ángela Dobrowolski, exmujer de Josep María Mainat, se ha fugado. Así se lo ha contado la alemana al diario 'La Vanguardia', revelando que los Mossos d'Esquadra se presentaron en su casa el pasado lunes para detenerla después de una nueva denuncia del productor por un quebrantamiento de la orden de alejamiento y prohibición de comunicarse tanto con él como con sus hijos después de que la actual pareja de la joven enviase un mail al componente de 'La Trinca'.

A la espera de que se celebre el juicio por el presunto delito de intento de asesinato de su exmarido inyectándole insulina en julio de 2020, y después de haber pasado seis meses en prisión por haber asaltado la casa del productor en enero de 2021, Ángela asegura desesperada que no ha vulnerado ninguna decisión judicial y confiesa su miedo ante la perspectiva de volver a la cárcel en el caso de que las autoridades policiales la encentren.

Defendiendo su inocencia, la alemana ha contado al diario que esta orden de detención se debe a que su actual pareja - preocupado por su delicado estado anímico por no poder ver a sus hijos - contactó con Mainat por mail, manteniendo que ella nunca quebrantó la orden de alejamiento ni la prohibición de ponerse en contacto con el productor.

"He llegado a no tener que comer y pensé incluso en robar en el supermercado" afirma, desesperada, desvelando que se ha gastado todos sus ahorros para intentar recuperar a sus hijos sin éxito y que ya no le queda nada más que su libertad, por lo que de perderla sería capaz de una locura. Destrozada, confiesa que no podría volver a prisión - donde ya cumplió una pena de seis meses por asaltar la casa del productor - y asegura que prefiere morirse que revivir su peor pesadilla.

Por ello, aunque su abogado le recomienda que se presente voluntariamente en comisaría y explique su versión de lo ocurrido, ella ya no cree en la justicia y ha optado por fugarse porque sabe cuál será su destino en el caso de entregarse: "Si fuera detenida no presentaría resistencia. Intentaría acabar con mi vida". "Prefiero estar fugada porque ya no tengo nada que perder. He perdido a mis hijos, mi carrera, mi hogar, mi reputación y mi honor en tiempo record", afirma en las desgarradoras declaraciones que te ofrecemos a continuación.