Sucesos

Dos años de cárcel para una mujer que agredió con un hacha a unos okupas

La acusada protagonizó una pelea con su exnovio y otra pareja que se salda con varias indemnizaciones por lesiones cruzadas

Una de las condenadas, cuando fue detenida por la Policía. ÁNGEL GONZÁLEZ

Una de las condenadas, cuando fue detenida por la Policía. ÁNGEL GONZÁLEZ

S.F.L

Una pelea entre okupas que acabó con tres detenidos y un herido en abril de 2019 en Asturias se ha saldado con una sentencia que, si bien reconoce que la pelea acabó con agresiones cruzadas, solo ve motivo de cárcel, con dos años, para una de las acusadas, una mujer que había forzado su entrada en la vivienda “okupada” por una pareja a hachazos. El demandante, expareja de esta condenada, ha logrado que los otros tres acusados tengan que indemnizarse entre sí por delitos leves de lesiones.

Lo ocurrido aquella tarde del 27 de abril, cuando la ciudad respiraba inquieta por la llegada del artista Bob Dylan que actuaría al día siguiente en el Palacio de los Deportes, resultó ser una pelea muy confusa. Se vieron involucradas dos parejas, y una de ellas vivía en un piso okupa de Numa Guilhou. La condenada con pena de cárcel responde a las iniciales N. S. G. P., una veinteañera nacida en Paraguay. El demandante era por entonces su novio, aunque al juicio se presentó también como acusación el Ministerio Fiscal. La otra pareja, la de la vivienda okupa, son J. A. R. e Y. G. L., de nacionalidad española. Todos acabaron detenidos y lesionándose entre sí.

La expareja del demandante es quien sale peor parada del proceso judicial, porque fue la única que participó en la pelea armada. Tras haber discutido con Y. G. L. previamente (y después de que los novios de ambas hubiesen tratado de calmar el ambiente), acudió al domicilio “okupado” por la pareja española con un hacha. Golpeó la puerta con fuerza, y acabó alcanzando a J. A. R. en el lado derecho del rostro, en la ceja. Recoge la sentencia que esta agresión precisó que el varón recibiese varios puntos de sutura. Le ha quedado una cicatriz de unos dos centímetros.

Tanto el agredido como su pareja, no obstante, han sido condenados por delitos leves de lesiones, ya que tras los hachazos forcejearon contra la mujer, a la que varios testigos vieron pidiendo auxilio por la ventana. Esta pareja tendrá que afrontar una multa de 60 euros o 15 días de arresto en caso de impago. En cuanto a responsabilidad civil, la pareja española debe abonar a la joven paraguaya 600 euros de indemnización, y ésta al varón J. A. R. (por el hachazo) con 580. Este hombre, además, tendrá que indemnizar al demandante que ejerció la acusación particular, de la mano de la letrada gijonesa Patricia Prendes, con 320 euros, ya que empujó y agredió con varios puñetazos al varón.

Suscríbete para seguir leyendo