Llegan los huracanes al Mediterráneo: Baleares, en alerta

Las previsiones de los científicos apuntan a que tendrán una violencia climática casi inaudita

Llegan los huracanes al Mediterráneo: Baleares, en alerta

Llegan los huracanes al Mediterráneo: Baleares, en alerta / Pixabay

Los fenómenos atmosféricos-marinos extremos, conocidos como medicanes (abreviatura de 'huracanes mediterráneos'), han afectado a la cuenca mediterránea en los últimos años, provocando extensas inundaciones costeras y mareas de tormenta, y en ocasiones han sido responsables de varias víctimas. Teniendo en cuenta que el mecanismo de desarrollo de estos fenómenos es similar al de los ciclones tropicales, es plausible que estos fenómenos se vean fuertemente afectados por el incremento de la temperatura del mar, sobre todo en invierno y otoño.

Los huracanes mediterráneos se caracterizan por una marcada estacionalidad. A pesar de que las temperaturas de la superficie del mar son más elevadas en verano en comparación con el resto del año, los huracanes mediterráneos no se desarrollan en esta época, sino que se producen con mayor frecuencia en otoño o invierno.

Según un modelo climático denominado "global acoplado" que tiene en cuenta la interacción entre el océano y la tierra, realizado por un equipo dirigido por el investigador español Juan Jesús González-Alemán de la Universidad de Castilla-la Mancha, a partir del año 2080 será mucho más probable que los medicanes alcancen la fuerza de tormentas robustas de categoría 1. Además, estas tormentas permanecerán más tiempo, trayendo lluvias torrenciales y exacerbando el riesgo de inundaciones.

Tal preocupación por una tormenta de categoría 1, la menos severa de la escala, probablemente haría reír a los habitantes de Florida, pero, según los estándares mediterráneos, representaría un nivel de violencia climática casi inaudito, sobre todo en la cuenca oriental del mar.

Cabe señalar que, según el artículo de González-Alemán, los huracanes y tifones del Atlántico soplan con más fuerza en la superficie, pero los vientos de medicane son más violentos en la atmósfera superior, a unos 12 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. Eso podría ayudar a explicar por qué la mayoría de los medicane experimentados en los últimos 60 años han sido francamente suaves en comparación con los huracanes del Atlántico.

Baleares, en peligro

Cuando se desarrollan los medicanes, que es aproximadamente una o dos veces al año (o como lo expresan los científicos, 1,9 + 1,3), generalmente se producen en el Mediterráneo occidental y central, alrededor de Italia, España, Creta y otras islas griegas, aunque la costa norteafricana tampoco es inmune.

La mayoría de ellos pasan desapercibidos, pero esto va a cambiar, porque el cambio climático va a conseguir que antes de que cambie este siglo los huracanes mediterráneos lleguen a ser devastadores. Y en medio de este desastre se encuentran las Islas Baleares.

"Al utilizar un modelo global acoplado de alta resolución en un escenario de emisiones intermedias del siglo XXI, encontramos una serie de cambios dramáticos en los peligros relacionados con los Medicane para fines del siglo XXI", señala el estudio de González Alemán publicado en Geophysical Research Letters. 

La mayoría de los medicane tienen lugar en Baleares

La mayoría de los medicane tienen lugar en Baleares / Geophysical Research Letters

¿Por qué se prevé que los "ciclones extratropicales" típicos de la región mediterránea se intensificarán? Porque el cambio climático está provocando el calentamiento global, que ha ido calentando las superficies de los océanos y los mares.

Los huracanes (y tifones) del Atlántico y del Mediterráneo son muy similares. Ambos son sistemas de tormentas eléctricas que giran rápidamente alrededor de un ojo de baja presión, pero las tormentas que normalmente azotan el Mediterráneo tienden a causar daños debido a las lluvias torrenciales y las inundaciones consiguientes. Los vientos violentos en la superficie son poco frecuentes.