Así afecta el cortisol alto a tu cuerpo

El cortisol es una hormona realmente importante y es responsable de regular muchas cosas en el cuerpo

Así afecta el cortisol alto a tu cuerpo

Así afecta el cortisol alto a tu cuerpo / Pixabay

Si has navegado por TikTok últimamente, es posible que hayas encontrado algunos videos que afirman que los altos niveles de cortisol, también conocido como la "hormona del estrés", están detrás de cada problema molesto que puedas imaginar: fatiga, hinchazón, caída del cabello, visión borrosa, moretones, espasmos en los ojos, mareos, mal sueño y probablemente incluso que la persona que te gusta te engañe.

Si bien puede haber una pizca de verdad en algunos de estos efectos, el panorama es más amplio y tiene un poco más de matices. El cortisol es una hormona realmente importante y es responsable de regular muchas cosas en el cuerpo, incluido el metabolismo y las reservas de energía.

Pero, ¿qué sucede cuando los niveles de esa hormona se descontrolan? Así es como funciona el cortisol y cómo saber si realmente está afectando tu salud.

¿Qué es el cortisol y cómo afecta a tu cuerpo?

Aunque el cortisol puede afectar casi todas las partes del cuerpo, su función principal es bastante simple: levantarte de la cama y prepararte para el día. El cortisol se produce a partir de las glándulas suprarrenales, que se encuentran encima de los riñones. El hipotálamo del cerebro, que regula su ritmo circadiano, también conocido como tu reloj interno, controla su liberación. Entonces, cuando te despiertas, tus glándulas suprarrenales bombean cortisol, lo que aumenta tu ritmo cardíaco y te mantiene en movimiento.

Tus niveles de cortisol alcanzan su punto máximo entre las 6 y las 8 de la mañana (aunque eso realmente varía de persona a persona y depende de cómo sea tu horario típico de sueño y vigilia) y luego disminuyen a lo largo del día. Con el tiempo, el cortisol alcanza su punto más bajo durante la noche, justo a tiempo para relajarse y acostarse. A la mañana siguiente, el ciclo comienza de nuevo. Por ello, el cortisol tiene un papel esencial y tu cuerpo tiene un sistema perfectamente sintonizado para asegurarse de producir suficiente cantidad.

Por supuesto, ese patrón natural sólo se aplica a los días tranquilos y sin incidentes. El cortisol es la hormona de lucha o huida de nuestro cuerpo. En la historia evolutiva, cuando nuestros antepasados doblaban la esquina y veían un león, tenían dos opciones: huir o luchar contra él. Ambos escenarios hacen que su frecuencia cardíaca, presión arterial y niveles de azúcar en sangre se disparen, lo que nos ayuda a utilizar mejor el cerebro y los músculos para sobrevivir. Un aumento repentino de cortisol hace que eso suceda y también inhibe funciones corporales no esenciales, como la digestión, mientras haces el trabajo (sea cual sea).

El problema es que tu cerebro no es el mejor juez para determinar qué es una amenaza real. Imaginemosque estás caminando por la calle y te topas con tu exnovio inesperadamente... probablemente tendrás una aumento del cortisol. Sin embargo, señala, una vez que esa persona se aleja unas cuantas manzanas, ese pico debería volver a bajar.

Hay otras cosas menos estresantes que pueden hacer que aumenten los niveles de cortisol. La última vez que alguien ha hecho ejercicio o ha comido puede cambiar los niveles de cortisol. Incluso el embarazo puede alterar los niveles de cortisol. Ciertos medicamentos también pueden provocar un pico.

Pero ¿qué pasa si mis niveles de cortisol son demasiado altos?

Esta hormona fluirá y disminuirá de forma natural, y eso suele ser algo perfectamente normal. Sin embargo, a veces el cortisol puede permanecer alto durante demasiado tiempo. Esto sucede en el caso del síndrome de Cushing, una rara condición en la que el cuerpo produce una gran cantidad de cortisol durante períodos prolongados. Si lo padeces, es posible que experimentes un aumento de peso inexplicable, una cara redonda, estrías moradas o rosadas, piel fina y que se lastima fácilmente, acné y, a veces, un bulto de grasa entre los hombros.

Sin embargo, es muy probable que la mayoría de las personas en las redes sociales que culpan al cortisol por todo lo que hay bajo el sol no estén hablando de la enfermedad de Cushing, ya que es un trastorno hormonal que generalmente es causado por un tumor benigno. También puedestener niveles de cortisol más altos de lo normal si toma muchos corticosteroides, como la prednisona, que generalmente se usa para tratar afecciones graves como la artritis reumatoide o la enfermedad inflamatoria intestinal.