Medio Ambiente

Tiburones y rayas, bajo lupa científica en Cabrera

Shark Med se marca como objetivo descubrir qué tiburones tienen presencia en Balears, aun ocasional, de la tintorera al tiburón blanco.

Tintorera Prionace. | SHARK MED

Tintorera Prionace. | SHARK MED

Miguel Vicens

Miguel Vicens

Shark Med, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la conservación y la recuperación marina, pone en marcha en aguas del Parque Nacional de Cabrera una ambiciosa investigación sobre los tiburones del mar balear, de los que hay catalogadas 32 especies, la mitad de las cuales se encuentran amenazadas, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Boca Dolça, en aguas de Cabrera. | SHARK MED

Boca Dolça, en aguas de Cabrera. | SHARK MED / miguel vicens

Los objetivos del estudio, informa la entidad, son ampliar la escasa información científica sobre los tiburones en Balears y también sobre las poblaciones de rayas; definir qué medidas de gestión medioambiental son necesarias para la superviviencia; estudiar la diversidad, abundancia y presencia estacional de cada una de las especies de escualos, así como las migraciones que realizan y sus patrones de comportamiento. Y hacerlo en Cabrera, el ecosistema completo Mediterráneo mejor conservado, con una gran zona ampliada de 80.000 hectáreas todavía inexplorada.

En el Mediterráneo la mayoría de las especies de tiburones son víctimas de la pesca accidental, sobre todo los tiburones pelágicos, a pesar de estar estrictamente protegidas por la normativa española. La mortalidad por esta causa es muy elevada, a pesar de que en ocasiones los escualos son finalmente liberados.

Es objetivo de la investigación es definir las rutas de sus migraciones y la conectividad entre poblaciones para la conservación de tiburones y rayas, subraya Shark Med, que además explica que todos los datos que extraiga del trabajo científico sobre las poblaciones de tiburones y rayas se difundirán a nivel nacional e internacional para promover la introducción de medidas de gestión que garanticen la conservación de estas especies.

En el estudio de Shark Med, financiado por la Unión Europea con fondos Netx Generation, la metodología empleada para la obtención de información se basará en tres pilares: la generación de imágenes de vídeo submarino con cebo; la extracción de ADN ambiental mediante el filtraje de muestras de agua; y el marcaje de mantas y rayas con marcas de satélite.

«Los resultados de este proyecto permitirán llenar el vacío de conocimiento que tenemos sobre la ecología de los tiburones y las rayas. Y hacerlo en el entorno de Cabrera tiene el valor añadido de contribuir a la gestión del parque», afirma el biólogo Gabriel Morey.

Por su parte, el doctor Eric Clua comenta que «actualmente Shark Med está utilizando un robot submarino de última generación diseñado por la empresa francesa Marepolis. Este aparato permite optimizar la recogida de muestras de agua para hacer análisis de ADN ambiental. Se trata de una técnica no invasiva que nos permitirá conocer qué tiburones y rayas siguen habitando las aguas de mar balear, a pesar de que su presencia sea mínima, como pueda ser el caso del emblemático tiburón blanco».