Exposición / Fotografía submarina

Muestra en tierra de los tesoros de la Ibiza sumergida

La asociación de fotógrafos submarinos Es Blau monta en el Port de Sant Miquel una exposición al aire libre para promocionar Eivissa como destino de buceo y concienciar sobre la protección de los fondos.

La hélice del ‘Don Pedro’, naufragado en 2017 en la bocana del puerto de Eivissa. | JOAN COSTA

La hélice del ‘Don Pedro’, naufragado en 2017 en la bocana del puerto de Eivissa. | JOAN COSTA

F. de Lama/M. torres

Un faro hundido sobre la Llosa de Santa Eulària, un cormorán mirando desafiante a la cámara, un pez aguja camuflado entre las hojas de posidonia, la curiosa estructura del zooplancton convertido casi en nota musical, la fantasmagórica visión de los restos de la piscifactoría Mariana como una nave espacial sumergida, la perfecta convivencia entre una gamba y una morena en su hueco, una medusa atrapando un pececillo con sus tentáculos... Son algunas de las escenas, casi historias, que relatan las fotografías de ‘L’Illa Blava’, la exposición que se puede ver durante todo el verano, hasta el 30 de septiembre, en el paseo del Port de Sant Miquel. En total, 28 fotos montadas sobre estructuras metálicas al aire libre pertenecientes a los cinco fotógrafos de la Asociación Es Blau: Joan Costa, Xavier Mas, Joan Pereyra, Vicent Planells y Simón Vila.

Un apneísta se sumerge junto a una cueva en la Punta d’en Rovira. | XAVIER MAS

Un apneísta se sumerge junto a una cueva en la Punta d’en Rovira. | XAVIER MAS / f. de lama/M. torres

«Tras el éxito de la muestra ‘Sant Miquel, un Port de Vida’, que hicimos en 2022 en la misma ubicación, con una gran acogida tanto por parte de los turistas como de los residentes, pensamos en montar un nuevo trabajo en el mismo espacio. Este año queremos poner en valor la isla de Ibiza como un lugar perfecto y poco conocido para la práctica del buceo», explica Joan Costa, que es el comisario de la muestra.

Un caracol luna sobre una hoja de posidonia. | JOAN PEREYRA

Un caracol luna sobre una hoja de posidonia. | JOAN PEREYRA / f. de lama/M. torres

La exposición anterior mostraba el entorno submarino del Port de Sant Miquel y en esta han querido ir un poco más lejos y enseñar «la variedad de hábitats y organismos que encontramos en toda la isla», destaca el dossier de la exposición.

Un banco de barracudas nadando en círculo. | VICENT PLANELLS

Un banco de barracudas nadando en círculo. | VICENT PLANELLS / f. de lama/M. torres

«Esperamos que este trabajo sirva para dar a conocer nuestros fondos marinos, un mundo tan maravilloso como desconocido. Y también para que la sociedad tome conciencia de la necesidad de protegerlo para las generaciones futuras», incide el texto.

Una disputa entre una pareja de reyezuelos. | SIMÓN VILA

Una disputa entre una pareja de reyezuelos. | SIMÓN VILA / f. de lama/M. torres

La muestra está organizada en 15 estructuras y en cada una de ellas se expone una imagen por lado: 28 en total más una portada y un panel explicativo. Cada imagen, de 150x150 centímetros e impresa en alta resolución, va acompañada de un breve texto explicativo en tres idiomas: catalán, castellano e inglés.

Es Blau, Associació d’Amics del Nostre Mar, es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es promover la concienciación de la sociedad del valor y la importancia de los fondos marinos de Balears a través de la fotografía. Está integrada por un grupo de fotógrafos especializados en fotografía submarina y con amplia experiencia y conocimiento del entorno marino de las Pitiusas. «La asociación expresa su firme convicción de la eficacia del uso de la imagen como herramienta para remover conciencias y cambiar actitudes sociales», explican.