Caos en un vuelo de España a Gran Bretaña por una alerta sanitaria a bordo

El vuelo de la compañía Jet2 retuvo en el avión a todos los pasajeros

Pasajeros atónitos: se retrasa un vuelo porque el piloto sale del avión a comprar pizza

Caos en un vuelo de España a Gran Bretaña por una alerta sanitaria a bordo

Caos en un vuelo de España a Gran Bretaña por una alerta sanitaria a bordo / Paul Hanna

Un avión abarrotado que acababa de aterrizar procedente de España quedó retenido en la pista de aterrizaje después de que se estableciera una alerta sanitaria importante. El vuelo Jet2 , LS302, aterrizó ayer en el Aeropuerto Internacional de Belfast procedente de Alicante a las 14.35 horas.

Pero en lugar de iniciar el desembarque cuando se apagó la luz del cinturón de seguridad, se les dijo a todos los pasajeros que permanecieran en sus asientos mientras los funcionarios de salud portuaria abordaban el avión. La preocupación surgió después de que un individuo mostrara síntomas de varicela o sarampión.

Los pasajeros estuvieron retenidos dentro del avión durante más de una hora y media, donde cundió algo de nerviosismo al no entender exactamente qué estaba ocurriendo.

Síntomas

Los síntomas de la varicela en adultos son extremadamente similares a los del sarampión; la única gran diferencia es la aparición de una erupción que aparece en el cuerpo. Pero a pesar de las similitudes, ambos son causados por virus diferentes.

La varicela es causada por el virus varicela-zoster. El sarampión, también llamado rubeola, es causado por el virus del sarampión. Actualmente, los casos de sarampión en el Reino Unido están aumentando y los casos han aumentado desde octubre pasado.

En la viruela, las manchas se convierten en ampollas llenas de líquido que eventualmente explotan y forman costras. La varicela es muy contagiosa debido a la naturaleza de las manchas y la probabilidad de que aparezcan. El sarampión también es muy contagioso.

El sarampión tiene una apariencia más plana en la piel y no pica. Ambas enfermedades pueden provocar que las personas sufran fiebre, pero el sarampión también conlleva síntomas más físicos. Las personas afectadas a menudo pueden presentar síntomas parecidos a los de un resfriado; como secreción nasal y dolor de garganta.

El sarampión ha sido motivo de preocupación en el Reino Unido desde octubre del año pasado, con un aumento de los casos detectados. Desde entonces ha habido 1.458 casos confirmados de sarampión en Inglaterra, con un marcado aumento de 84 en un informe oficial del gobierno del 9 de mayo.

Según el servicio nacional de salud británico, uno de cada cinco niños con sarampión experimenta complicaciones como infecciones de oído, diarrea y vómitos, neumonía, meningitis y trastornos oculares.