Sa Clau de s’Armari anima a denunciar las agresiones por condición sexual

La asociación celebra el viernes con un cinefórum el Día Mundial de la Visibilidad Lésbica

Fotograma de la película ‘L-Bomb’. |

Fotograma de la película ‘L-Bomb’. | / Marta Torres Molina. Ibiza

Marta Torres Molina. Ibiza

«Las agresiones por condición sexual, lamentablemente, no se denuncian. Tenemos calculada una bolsa de un 70% de estas agresiones por las que no se llega a presentar denuncia», explica Toni Marí, presidente de Sa Clau de s’Armari, con motivo del Día Mundial de la Visibilidad Lésbica, que se conmemora este miércoles.

Motivo por el que este viernes se celebra en el Casal d’igualtat de Vila un cinefórum. A las 20.30 horas se proyectará ‘L-bomb’, una película que cuenta la peculiar jornada familiar que vive la protagonista, que decide aprovechar el Día de Acción de Gracias para salir del armario y presentar a ni novia. Marí asegura que incluso en Ibiza hace falta más visibilidad del lesbianismo. «En verano ya sabemos que esto es diferente», reflexiona el presidente de la asociación, que destaca que en los últimos años han detectado «un rechazo a la igualdad, la diversidad y el feminismo». Además, señala que se está viendo «violencia» entre las parejas jóvenes.

Además del cinefórum, la asociación ha difundido un manifiesto. «Ser visibles significa tener el derecho a vivir nuestras vidas abierta y libremente, sin temor a la discriminación, la violencia o el ostracismo. En definitiva, tener la libertad de amarnos y expresarnos, sin tener que justificarnos ante nadie», reza el documento, que recuerda que este día se conmemoró por primera vez en 2008. Aunque reconocen los avances, destacan también el camino que «aún falta por recorrer». «Podemos ser lesbianas que vivimos en entornos rurales, que trabajamos en sectores altamente sexualizados. También podemos ser lesbianas migrantes, racializadas, trans, neurodivergentes, con discapacidad, con cuerpos no normativos. Y todas nosotras, más femme o más butch, más o menos activistas, más o menos insertas en el sistema heteropatriarcal, recibimos diferentes tipos de violencias», insiste.