En una isla donde prácticamente todas las mercancías y miles de personas llegan por mar, el puerto de Ibiza es una infraestructura estratégica.

Recreación de la estación con Dalt Vila al fondo. | DI

Como muestra de esta intensa actividad destacan los 2 millones de pasajeros que viajan anualmente entre Ibiza y Formentera, los 800.000 pasajeros que llegan a las Pitiusas en línea regular y los 400.000 cruceristas que desembarcan cada año, así como los 3,5 millones de toneladas de mercancías. Con estos datos, el 25% de las escalas, es decir, los movimientos de atraque y desatraque, que se llevan a cabo en los puertos de España, se realizan en los puertos de Ibiza y Formentera, o lo que es lo mismo, de las aproximadamente 170.000 escalas que se efectúan en los puertos españoles, 27.000 corresponden a Ibiza y Formentera. Cifras que hacen que los dos puertos de las Pitiusas tengan más tráfico que el puerto de Algeciras. Otro dato destacable es que el puerto de Ibiza mueve tantas toneladas como el puerto de Alicante pero con menos infraestructura.

Simulación del edificio principal. | DI

Además, los dos puertos pitiusos tienen varias peculiaridades como son la ausencia de grúas, el contar con áreas en las que no se puede fondear por ser parque natural y estar protegido y, en el caso de Ibiza, el estar cerca de una zona Patrimonio de la Humanidad.

La nueva estación marítima destaca por la integración paisajística del edificio

2023, año de finalización

Con estos datos, en 2013 se comenzó a construir la nueva estación marítima de Ibiza en es Botafoc, que se concluirá en 2023. Un proyecto que, como destaca Antoni Ginard, jefe del Área de Planificación e Infraestructuras de la Autoridad Portuaria de Balears, «se tuvo que hacer por un amplio consenso ya que no había un plan especial».

A punto de concluir las obras, entre las características de la construcción de la nueva infraestructura sobresalen la integración paisajística del edificio en el entorno, que se ha conseguido a través de un cuidado diseño con alturas que no sobrepasen las pasarelas de acceso a los buques, y los acabados con materiales de la isla, entre otras características.

Un novedoso proyecto hará que los paneles fotovoltaicos almacenen el excedente de energía

Medio ambiente

Además, se han tenido muy en cuenta los aspectos medioambientales con la cubierta vegetal, el uso de hidrotermia con tuberías hacia el mar que sirven para refrigerar los equipos de climatización o la instalación de paneles fotovoltaicos en el aparcamiento que servirán para cargar vehículos eléctricos. También cabe destacar que la instalación fotovoltaica forma parte de un novedoso proyecto europeo para almacenar el excedente de energía.

Respecto al tráfico, se ha tenido en cuenta el elevado tránsito de camiones, autobuses, taxis y vehículos privados, por lo que se ha remodelado la explanada para adaptarla a las necesidades del puerto y se han optimizado los flujos de circulación.