Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciencias

"La inteligencia artificial nos permitirá tener semanas laborales de tres días"

El director del instituto de IA en el CSIC, Carles Sierra, apuesta por introducir a los niños en este campo de la tecnología desde primaria

Carles Sierra, durante la entrevista en el CaixaFòrum del Àgora. JM LÓPEZ

La inteligencia artificial (IA) cambia día a día. Los avances tecnológicos se producen a velocidad del rayo. Si hace un año alguien hubiese vaticinado que un programa simple y al alcance de todos podría usarse para generar pinturas de cualquier tipo, habría costado creerlo —y eso que la sociedad se ha acostumbrado ya a muchas aplicaciones—. Con la apertura al público de la inteligencia artificial DALL-E 2, que genera imágenes que a veces incluso cuesta distinguir de la realidad, han llegado las críticas de muchos artistas y diseñadores gráficos que ven peligrar sus puestos de trabajo. Cada vez le toca a un sector laboral diferente preguntarse cuánto falta hasta que un robot le quite el trabajo.

El director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial español, Carles Sierra, asegura en una entrevista con Levante-EMV, del grupo Prensa Ibérica, que la mirada que debería adoptar la sociedad ante esa cuestión es diferente:"«La reacción inmediata es de asustarse un poco, pero hemos de estar hasta cierto punto tranquilos porque la inteligencia artificial, primero, requiere de trabajadores para desarrollar la tecnología, y segundo, que es lo que sucede con el DALL-E, tenemos que pensarlo en el sentido positivo, porque será de ayuda a los creadores, que podrán tener diseños iniciales o ideas inspiradoras".

El 50% de los trabajos los podría hacer la inteligencia artificial, sí, pero él considera que será decisión humana "si se aplica o no la inteligencia artificial en un sector". Apunta además que en el futuro, las semanas laborales pueden ser ya no de cuatro, sino "de tres días". "Si automatizamos parte del trabajo, tendremos más tiempo para disfrutar del tiempo libre", dice, sin que ello suponga que se reduzcan los niveles de empleo.

Sierra, cuyo instituto depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), reflexiona que hay que entender la revolución tecnológica como "una mejora en muchos aspectos como la educación y la medicina". "Y si vemos que nos desviamos de eso, los gobiernos tendrán que intervenir", asevera.

El investigador catalán es consciente de "con la inteligencia artificial muchas veces se desarrollan sistemas que pueden hacer daño a la gente". Pone el ejemplo del caso de Cambridge Analytica, que influyó decisivamente en las elecciones de EE UU de 2016, ganadas por Donald Trump, cuando su campaña utilizó informaciones falsas para orientar el voto de las personas.

Los valores influirán, así pues, en las direcciones que tomen los humanos que marquen el camino inmediato de la inteligencia artificial. En ese punto es en el que Sierra cree que España puede marcar la diferencia. "Me gusta creer que tenemos una visión un poco más ética de la inteligencia artificial de la que, puede ser, hay en otros sitios. Tenemos un interés en el CSIC en ver cómo hacemos la inteligencia basada en valores sociales", apunta. Sierra habla de proyectos que los investigadores del CSIC a su cargo en el instituto, como la robótica social y asistencial. "Podremos tener robots que nos ayuden con los trabajos domésticos y a cuidar a la gente mayor", insiste sobre ese impacto positivo.

"En el mundo, está el caso de las armas letales autónomas, que se ha intentado que se prohíban en las Naciones Unidas y no se ha conseguido. Puede ser que nunca se consiga", lamenta el jefe de la IA española.

Revolución en el aula

Pero Sierra incide en la educación, otro punto vital que, además, es el motivo de su visita a València. El investigador es el comisario de la exposición #LaNube{IA}, que estará en el CaixaFòrum del Àgora hasta julio de 2023, organizada por EduCaixa. El profesor catalán analiza el potencial educativo de las tecnologías asociadas a la inteligencia artificial.

Su gran objetivo: atraer a las nuevas generaciones, desde la etapa de primaria, al mundo de la inteligencia artificial. "Los niños tienen que conocer esta tecnología para poder enfrentarse a lo que vendrá. Y se ha de formar a los docentes para que formen a estos estudiantes. Los gobiernos se tienen que implicar en la formación de esos docentes y eso implica recursos: las aulas tal como las entendemos hoy tendrán que cambiar", considera Sierra. Ya hay optativas y extraescolares, pero Sierra cree que esto debe "ir a más". "Muchos gobiernos, entre ellos el de la Generalitat Valenciana, ya tienen planes en este sentido", sentencia.

Compartir el artículo

stats