Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Danza aérea» de drones sobre ses Figueretes en Ibiza

Miles de personas se reunieron ayer en el popular barrio de Vila para ver un espectáculo en el que varias formas luminosas y colores sustituyeron a los tradicionales fuegos artificiales

37

El espectáculo de drones de Ibiza, en imágenes

Una ballena azul que nada sobre el cielo, la representación del planeta tierra con los colores del mar y color verde, un pícaro rojo con los colores del fuego o un amanecer acompañado del mar y la naturaleza armonizados por sus colores rojo, amarillo y naranja. Estas figuras son algunas de las que miles de personas pudieron disfrutar la pasada medianoche durante 12 minutos con un espectáculo de cien drones que sustituyeron a los tradicionales fuegos artificiales que se habían realizado hasta ahora. La representación se pudo ver desde varios puntos, pero desde la mañana la empresa, Flock Drone Art, encargados de realizar estos espectáculos, recomendaban contemplarlo desde la Plaza Julià Verdera de ses Figueretes, justo a pocos metros desde donde estaban los drones.

«Se trata de una danza aérea en la que representamos un espectáculo musical con voz en ‘off’ sobre ses Figueretes», explicaba horas antes Fran Arnau, director de la empresa Flock Drone Art. Arnau comentó que la música que acompaña a los drones estaba creada por ellos mismos y que se trata de una mezcla entre lo electrónico y lo tribal. Y así fue, las formas que aparecían se armonizaron con la música. Los aparatos comenzaron a realizar el espectáculo dando paso a las figuras de una en una poco a poco.

«Danza aérea» de drones sobre ses Figueretes

Según Fran Arnau, un espectáculo así se tarda en preparar entre dos y tres meses, además de planificar lo que se va a mostrar. «Tenemos que hacer una representación del espectáculo y generar las figuras que se han pensado. Por otra parte, los drones llevan instalado un GPS que les permite seguir la ruta para que estén controlados por un ordenador y, de esta manera, generar una ilusión óptica al público.

El espectáculo comenzó planteando al espectador que se imaginase un ser gigante. Acto seguido apareció una ballena, que poco después se volatilizó entre las luces para dar paso a unos ojos acompañados por la voz que le decía al público «un lugar donde hay seres capaces de ver aquello que es invisible», tras los que aparecieron otros similares titulados ‘de no dormir’. Una de las imágenes de las que pudo disfrutar el público congregado fue una puesta de sol que apareció entre las luces y que poco a poco se diluyó en el cielo de ses Figueretes.

‘Los cuerpos que también se pueden regenerar’ fue una de las siguientes formas en aparecer durante el espectáculo, en la que aparecían dos células como símbolo de regeneración.

«Danza aérea» de drones sobre ses Figueretes

«Todas estas piezas tienen como finalidad que el espectador acabe concienciándose con el planeta Tierra y que lo tiene que cuidar», explicaron desde la empresa, y detallaron que era tanto una reflexión como un llamamiento, además de añadir que es una historia que permite reflexionar sobre «el bonito lugar en el que estamos».

La flora y la fauna de la Tierra no quedaron atrás. Los sutiles tonos de verde junto al naranja dieron paso a la forma de un árbol como representación de los seres que viven aquí desde hace más de 5.000 mil años. Como los pájaros. Un pícaro (tipo de ave) pudo volar por los aires de ses Figueretes, pero también unas flores con un intenso tono rojo fueron parte de esta fauna y flora.

La importancia del espectáculo para esta empresa era mostrar el planeta y así lo hicieron con la forma de un mundo.

Para poner el broche final tanto al espectáculo como a estas tres semanas cargadas de fiesta, se mostró el contorno de la isla y una frase donde se leía ‘I love Ibiza’ y por último el agradecimiento en catalán, ‘Gràcies’.

Cien drones

Volaron por el cielo durante doce minutos en el cielo de ses Figueretes

Las distintas figuras fueron una representación de elementos del mundo para concienciar al espectador sobre el planeta en el que vivimos.

Compartir el artículo

stats