Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una confusión deja sin plaza a un centenar de docentes interinos

Los profesores alegan «falta de claridad» en el proceso de adjudicación y piden a Educación que asuma responsabilidades | La conselleria responde que la información era «correcta» y no repetirá el concurso

Un grupo de afectados se presentó en la conselleria para intentar que las autoridades rectifiquen. |

Un centenar de docentes interinos de Balears se han quedado sin su plaza por una confusión en el proceso de adjudicación. Los afectados han denunciado no haber sido informados con claridad sobre una nueva categoría, introducida este año por la conselleria, denominada como ‘plazas de difícil cobertura’.

Los profesores afectados, que se han unido para llevar a cabo movilizaciones, han explicado que la información que guiaba el trámite para escoger plaza era poco clara y ha dado lugar a confusiones. El hecho de no haber escogido esta nueva categoría en la solicitud, cuya importancia desconocían los denunciantes, ha supuesto que docentes con menos puntos que sí la eligieron hayan pasado por delante de otros con más años de experiencia.

La delicada situación ha provocado que los empleados pierdan su plaza pública e incluso su puesto de trabajo. Es el caso de Mónica Guardiola, profesora de Primaria desde hace siete años: «El propio personal de la conselleria me informó mal sobre cómo hacer la solicitud, yo hice el trámite tal y como me indicaron y ahora me he quedado sin trabajo», lamenta.

«En septiembre hay otra convocatoria y voy a presentarme, pero las plazas ya no tienen las mismas condiciones», explica Guardiola, que subraya que era un proceso de estabilización que asignaba plazas fijas para los próximos tres años.

Precisamente por este motivo Maria Coloma Mairata, otra de las docentes afectadas, se ve abocada a trasladarse y vivir los próximos tres años en Ibiza, a pesar de que lleva más de siete dando clase en Mallorca, donde tiene hogar y familia.

«Ahora tendré que pagar dos viviendas, la mía en Mallorca y otra en Ibiza», explica Mairata. Pese a sus años de experiencia y sus 47 puntos en el concurso de méritos, se le ha asignado una plaza como profesora de Imagen y Sonido en la pitiusa mayor —una plaza que seleccionó en el número 192— por no haber elegido la categoría de ‘difícil cobertura’: «La información estaba especificada en el BOIB, pero no con la claridad que merecía», remarca la maestra. «Al ser un proceso importante que te estabiliza durante los próximos tres años, la conselleria debería haberlo explicado mejor», insiste.

En una situación similar se encuentra Isabel Maria Bauzá, profesora de inglés, que con 43 años y dos hijos ha visto cómo docentes con hasta 30 puntos menos han pasado por delante de ella en el concurso de méritos por el mismo motivo. Su primera opción era el IES Manacor, donde ha impartido su asignatura durante cuatro cursos académicos. Finalmente, no se le ha asignado ni esa plaza ni ninguna: «Solo me queda presentarme a la convocatoria de septiembre, pero puede que me toque una plaza temporal de sustitución y lejos de mi casa», recalca Bauzá.

Al malentendido se le suma el ajustado plazo que los docentes tuvieron para presentar reclamaciones: solo 24 horas, del 4 al 5 de agosto. Los que llegaron a tiempo para hacerlo se encontraron un formulario «cerrado y autoritario que no permitía introducir ningún texto» y que, por tanto, no admitía exponer los casos particulares de cada trabajador.

Un grupo de afectados se organizó el pasado viernes, el día en que se publicaban las listas de adjudicaciones definitivas, y decidieron presentarse en la conselleria y dialogar con las autoridades del ramo para que rectificasen y no publicasen dicha lista. No funcionó.

Ahora, los profesores, que recuerdan que «detrás de cada uno de los cien afectados hay una familia», quieren movilizarse para conseguir que Educación «asuma las responsabilidades» de un proceso de adjudicación «injusto y nada coherente con la puntuación del listado de interinos».

«No se leyeron bien las bases»

Sin embargo, desde el Govern se muestran inamovibles. Fuentes de la conselleria de Educación han explicado que el problema se debe a que estos docentes «no se leyeron bien las bases de la resolución» para esta convocatoria, publicada en abril, puesto que en el concurso se han adjudicado 8.900 plazas y «solo cien han tenido problemas».

Estas mismas fuentes recordaron que el texto publicado en el BOIB remarcaba la importancia de la categoría ‘difícil cobertura’, por lo que el proceso de adjudicación se realizó adecuadamente, con la información «correcta» y no se repetirá ni se reasignarán las plazas, según han confirmado a este diario.

Desde la conselleria insistieron en que «el lenguaje administrativo es complejo» y «hay que leerlo con atención», pero no consideran que el proceso diera lugar a equívocos si «la inmensa mayoría lo hizo bien».

Compartir el artículo

stats